Toledo, a la última con Loewe

M.G.
-

La firma española de alta costura ha elegido la ciudad para su exclusivo catálogo de la colección masculina de otoño-invierno. El Museo de Santa Cruz, la Piedra del rey moro y el Puente de Alcántara se han prestado como escenarios

Toledo, a la última con Loewe

La piedra combina a la perfección con la moda masculina de Loewe. Así de claro lo tienen los creadores publicitarios de esta conocida firma española desde hace tiempo. Y Toledo, con sus vistas, su monumentalidad y su arte, ha servido como un buen contrapunto para la colección masculina otoño-invierno de este año, un catálogo que acaba de lanzarse con la ciudad como escenario de unos atrevidos modelos que destacan por el color, la singularidad, el espíritu clásico y las señas de identidad de la marca, las tachuelas, los pantalones a rayas, la piel y los cortes asimétricos.
La colección se conocía desde el pasado mes de enero, ya que Loewe decidió presentarla en París con un llamativo desfile, pero la publicación del catálogo -que ya está disponible en la web de la marca- es de hace unos días. Distintos modelos masculinos posan junto a la fachada y en el interior del Museo de Santa Cruz, y en el mirador de la Piedra del rey moro, las localizaciones que fueron elegidas para que Toledo entrara de lleno en el imperio de la moda. Si bien, una de las fotografías del catálogo también se acerca al río Tajo gracias a la pose de dos maniquíes   en dos piedras cercanas al Puente de Alcántara.
No es la primera vez que Loewe se fija en una ciudad Patrimonio de la Humanidad para desplegar su alta costura. Ya lo hizo en Cuenca en 2016. En aquel momento se buscó el mundo abstracto y, sobre todo, la Ciudad Encantada para dar rienda al catálogo de la colección masculina de otoño-invierno. Esta ciudad casaba con la estética ‘cavernaria’ de unos diseños basados en gorros, prendas de gran tamaño y accesorios llamativos. Y lo mismo ocurrió con Segovia un año antes. El peso de la piedra volvió a asomarse y los modelos posaron junto al acueducto de Segovia.
Loewe busca desde hace tiempo resaltar distintas ciudades monumentales y espacios particulares, como la plaza de toros de Aranjuez o las aguas de Ibiza, para crear «una gran marca cultural», como se apunta desde su firma. Es más, el director creativo de la firma, Jonathan Anderson, lo ha dejado claro en varias ocasiones: «Cuando vienes a España te enamoras de la  marca y también del país». Por tanto, Loewe capta en sus catálogos el difícil equilibrio de su moda con los distintos escenarios, una simbiosis compleja teniendo en cuenta lo llamativo de muchos de sus diseños desde hace años.
toledo, a la moda. Loewe es fiel a su exclusividad hasta en sus catálogos de las distintas colecciones, ya que suelen ser ediciones limitadas de poco más de un millar de ejemplares. Y el de Toledo sigue esa línea de la mano del conocido fotógrafo estadounidense Jamie Hawkesworth, que trabaja para la firma desde hace tiempo a pesar de contar con 24 años. Además, es conocido también por haber fotografiado la colección de Zara en 2015.
Su objetivo se fijó hace unos meses en Toledo, después de haber trabajado también en Cuenca, y no se pudo resistir a fotografiar a un par de modelos con la vista del Casco Histórico de fondo. Toledo avanza hacia un primer plano a pesar de que dos modelos posen modernos conjuntos de piel en amarillo y negro. Pero no es la única estampa que deja al descubierto ‘los encantos’ más o menos ocultos de la ciudad. El catálogo se completa con distintas fotos realizadas en el interior del Museo de Santa Cruz, delante de divarias esculturas y del mosaico romano de las Cuatro Estaciones, descubierto en Vega Baja en 1923, que se mantiene en el edificio.
Toledo se deja seducir por la moda desde hace tiempo. Loewe no es la primera marca que quiere inmortalizar la ciudad. Hace un par de años lo hizo también ‘Camaro jeans’, la famosa firma de la India, que también trasladó a un equipo de veinte profesionales para rodar un anuncio en Zocodover, el Miradero y otros espacios emblemáticos. Y el mismo año el Casco Histórico también se prestó para una campaña  publicitaria de la marca Seat y un anuncio de Iberia para Japón, que se centró en el Puente de San Martín. A todas estas iniciativas se suman los innumerables días de rodaje que se han localizado en Toledo para distintas películas.