Conchi recibe el título de 'Máscara Guarrona' de Daimiel

LT
-
Conchi recibe el título de ‘Máscara Guarrona’ de Daimiel

Con la Proclamación de Conchi Sánchez-Bermejo Escohotado este viernes por la noche en el Pabellón Ferial se inaugura una quincena pensada para la diversión en Daimiel.

La Máscara Guarrona 2019 ya tiene en su poder la máxima distinción carnavalera. Una posición que ejerce desde que en la noche del viernes Andrés Molina le entregará el bastón de mando. No sin antes recordar a las 21 Máscaras Guarronas de Daimiel, que subieron al escenario del Pabellón Ferial para recibir a Conchi Sánchez-Bermejo Escohotado.

Dos zancudos, cuatro bailarinas y mucho ritmo la acompañaron hasta el centro de las tablas, donde descubrió su colorido disfraz y recibió los galardones de manos del alcalde de la localidad, Leopoldo Sierra, el concejal de Festejos, Román Ortega, y la Máscara Guarrona 2018, Andrés Molina. “Con mi máscara inconfundible y con mi baile particular”, comenzaba Conchi su discurso, en el que agradecía a sus familiares, amigos, antecesores y Ayuntamiento “por hacer que este carnaval sea el más especial que pueda vivir”. Unas palabras que querían contagiar a un público expectante de fantasía, fiesta y alegría “de la que el carnaval nos brinda”.

A continuación, era Sierra quien tomaba la palabra para dar la bienvenida un año más a la fiesta carnavalera. Agradeció ver “el pabellón repleto, porque eso significa que nuestro carnaval gana intensidad”. Felicitó además a Conchi, “nuestra máscara callejera”, vinculada a esta fiesta desde niña y que, dijo, “ya es una seña de identidad del Carnaval de Daimiel, por su gracia e ingenio”. No se olvidaba de su antecesor, Andrés Molina, por cómo llevó el bastón de mando durante el último año. Finalizaba, reconociendo la labor y “energía que derrochan” las comparsas y chirigotas de Daimiel, y pidiendo que el humor se instale entre los daimieleños hasta el 9 de marzo con algo de “indulgencia” para los políticos.

Tras la proclamación, la entrega de diplomas y el reconocimiento a las distintas Máscaras Guarronas, llegó el turno para el humor y la revista al plano más social de manos de las comparsas y chirigotas de la localidad. A esta vigésimoctava muestra se unió, llegados desde Vilches (Jaén), ‘La despensa de la memoria’.

Entre las cuestiones nacionales que salieron a la palestra destacaron la violencia de género y el maltrato, las compras online, la corrupción, la exhumación de Franco, la miseria y el hambre. Problemas sociales que también dejaron paso para algunas cuestiones municipales. Triunfaron la llegada del cine a Daimiel, la nueva bandera de España instalada desde el pasado 6 de diciembre en uno de los principales accesos a la localidad y la novedad de la carpa en Navidad, sin olvidarse de algún chiste para algunos de los ediles actuales de la Corporación Municipal. Muchos de ellos allí presentes, a los que se les escapaba la risa con las canciones. También hubo mención a los posibles candidatos del 26-M y la impronta que los caracteriza.

Las representaciones comenzaban con ‘La Góndola’, vestidas de vagabundas, seguidas por las chicas de ‘Hasta que el cuerpo aguante’, celebrando sus 15 años de trayectoria carnavalera. Prosiguió la asociación ‘El Culo de la Manola’ dando el tiempo de una forma muy singular. La muestra local finalizaba con la chirigota ‘El Chin-Chón’, unos magos peculiares que celebraban sus bodas de plata. 25 años de humor que aprovecharon para homenajear a su presidente Changa, actualmente convaleciente, y entregar una placa conmemorativa a la viuda de uno de sus componentes, Jesús García de la Galana.

Subían a las tablas del Pabellón Ferial para cerrar esta primera noche de carnaval la comparsa ‘La Despensa de la Memoria’, con unos disfraces enigmáticos y alegóricos para cantar sobre la memoria y los recuerdos.