Una noche para recordar en el III Winter Festival

LT
-
Una noche para recordar en el III Winter Festival. - Foto: LT

El coordinador del Winter aseguró que en esta edición se han superado todas las expectativas, tanto en asistencia de público como en calidad música. Subrayó que la gente ha quedado muy contenta y han sido muchas las plazas hoteleras ocupadas.

El Puertollano Winter Festival ha venido para quedarse tras el respaldo de público que de nuevo llenó la noche del pasado sábado La Central de Puertollano para disfrutar en directo de la calidad de las bandas locales y también disfrutar de las composiciones sabineras y de los éxitos de música de este país en los ochenta y noventa.

Un Winter que arrancaba en horario vespertino con migas y gachas para tomar fuerzas de lo que iba a ser una intensa jornada musical, de esas que son contadas en todo el año. Ya el público aguardaba impaciente para escuchar la primera banda, los madrileños Garrot que fueron un estupendo prólogo para la actuación de The Buyakers, todo un referente con una música divertida y que no deja indiferente a nadie.

Ya en el interior de La Central las bandas locales también dieron lo mejor de sí en el tardeo del Winter con el rock de Darkways y los ritmos ochenteros de Mucho Pop que hicieron su particular viaje por la música que aún muchos añoran.

A las nueve de la noche, cuando La Central estaba más a reventar, se escuchaban los primeros acordes de Pancho Varona y Antonio García de Diego  que compartieron con el público algunas de esas grandes composiciones que han hecho más grande a Joaquín Sabina. Varona es todo un  maestro en el escenario y autor de temas tan conocidos como “Con la frente marchita”, “Hotel dulce hotel”, “La del pirata cojo”, “Pacto entre caballeros”, “ Una de romanos”, “Aves de paso”.

En el repertorio también se recordó aquel televisivo tema de Vainica Doble que junto con Sabina que en 1984 popularizaron con el programa “Con las manos en la masa” de Elena Santoja.

Kiko Veneno era uno de los más esperados del cartel y no defraudó a nadie con un repaso por algunos de sus éxitos que lo han hecho que se gane el respeto y el cariño del público. Durante una hora cantó temas tan conocidos  “Dice la gente”,“En un Mercedes blanco” y “Memphis Blues”

Pepe Begines (No me pises que llevo chanclas), que hizo de conductor del festival, se atrevió a acompañarlo  a la voz  y hasta compartir con los asistentes un trocito de su agropop. Por si fuera poco, Diego Pozo “Ratón”, la mitad de “Los Delincuentes” con su guitarra también formó parte de su banda. Para terminar su paso por el escenario nos trajo a su Joselito con sus ojos brillantes por la calle Peñón.

No pudo haber un mejor fin de fiesta que con un maestro en esos quehaceres que Pablo Carbonell que con Toreros Muertos presentó su nueva gira “Estruendo Folcklórico”. En esta ocasión estuvo acompañada por la charanga “El Conejo de la Loles” (tercer premio nacional), que no llevó a mayores cotas pachangueras y verbeneras en temas de su nuevo disco como “Bicicleta estática”, “La Siesta”, “Zamorana” o su reivindicatoria canción que nos recuerda que Teruel también existe.

Pablo Carbonell es todo showman y así lo dejó claro a su paso por el escenario del Winter en el que también cantó sus temas más míticos como “Yo no me llamo Javier”, “Manolito” o la archifamosa “Mi agüita amarilla”.

El coordinador del Winter, Jesús Caballero, aseguró que en esta edición se han superado todas las expectativas, tanto en asistencia de público como en calidad música. Subrayó que la gente ha quedado muy contenta y han sido muchas las plazas hoteleras ocupadas durante el fin de semana con personas venidas desde distintos puntos.

Muchos puertollaneros dejaron el coche en casa y optaron por acudir al Festival en el servicio bus urbano que cumplió con el horario fijado hasta el final del evento a las tres de la mañana.

Caballero dijo que el Winter se ha convertido en todo un acontecimiento social y todos disfrutaron con un concierto con música de los 80 y 90 ya se piensa en la cuarta edición y en intentar igualarlo y mejorarlo.