La tormenta deja 15 incidencia y la revisión del arbolado

M.Lillo
-

La edil de Medio Ambiente detalla que la caída de un árbol en los jardines del Prado se debió a que «lo partió un rayo» y apunta al análisis de la estructura de los ejemplares tras la lluvia

La tormenta deja 15 incidencia y la revisión del arbolado - Foto: Rueda Villaverde

La tormenta que se registró el pasado martes por la tarde en la capital provocó «15 incidencias urgentes que requirieron de intervención» de los servicios municipales debido a la lluvia que se concentró en apenas unos minutos y al fuerte viento con el que estuvo acompañada. En total, el cielo descargó 10,9 litros, ocho de los cuales cayeron en sólo cinco minutos, según los datos facilitados a este diario por el Observatorio Meteorológico de Ciudad Real, que detallaron que la racha de viento máxima que se registró por dicho organismo fue de 75 kilómetros por hora.
La consecuencia fue la caída de ramas y árboles en distintos puntos de la capital y las pedanías que requirieron de la intervención de los servicios municipales. Un total de 15 incidencias significativas entre las cuales destacan las dos que tuvieron lugar en el centro de la capital: en los jardines del Prado y en la plaza del Pilar.
Por lo que respecta a la caída del árbol que se registró en el Prado, la concejala de Medio Ambiente, Mariana Boadella, explicó que la causa se debió a que «lo partió un rayo» y afirmó que, afortunadamente, no cayó sobre ninguna persona ni tampoco el desprendimiento del árbol causó heridos. La edil detalló que la zona se acordonó «de urgencia» y que ayer se retiraron los restos de este ejemplar. Se trataba de un árbol que, aunque tenía «bastantes años», no era de una especie autóctona, sino originario de China. En concreto, se trata de un ailanto (Ailanthus altissima) que se solía utilizar por su uso decorativo, dijo Boadella al tiempo que descartó que el árbol se encontrara en mal estado.
La segunda incidencia destacada, la de la plaza del Pilar, afectó a un olmo del que se rompió «una rama grande» por el viento, si bien explicó que también se registraron incidencias en la calle Giraldo de Merlo, ubicada en la zona del Hospital, donde el viento provocó la rotura de «un árbol pequeño» que cayó sobre un vehículo. También hubo incidencias en La Poblachuela, en colada de Alarcos a Miguelturra, donde un árbol hizo que se parase la circulación; además de en la vía verde, con la rotura de unos carteles por el desprendimiento de ramas de melias; en la carretera de Puertollano o en Las Casas. Así pues, indicó que el mayor número de las mismas tuvo lugar en «áreas más abiertas».
inspección del arbolado. Tras la tormenta y, habida cuenta de la fuerza con la que sopló el viento y la intensidad de las lluvias, los técnicos de Parques y Jardines llevaron a cabo «una revisión de todo el arbolado, principalmente el más grande y viejo» a fin de determinar si estaba afectada su estructura.
Fruto de esa inspección visual, el Consistorio tiene previsto adoptar «medidas preventivas» en los casos en los que sean necesarias para evitar posibles incidentes, como es el caso de la rebaja de copas de algunos árboles, comentó a modo de ejemplo. En este sentido, Boadella recordó que la ciudad cuenta con unos 30.000 árboles que suponen un gran patrimonio verde que aporta muchos beneficios para la calidad de vida, si bien también requiere de cuidado y mantenimiento. Por último, la edil indicó que la tormenta también ha generado la caída de un gran volumen de hojas  que se irán retirando de la vía pública conforme sea posible y pidió «paciencia y comprensión».