Lluvia de promesas millonarias para Notre Dame

Agencias
-
Llegan las primeras ayudas para Notre Dame - Foto: JULIEN DE ROSA

Empresarios y multinacionales francesas se vuelcan con la reconstrucción de la catedral al donar 750 millones en menos de 24 horas desde el incendio

El mundo llora el incendio que ha devorado tres cuartas partes de la catedral parisina de Notre Dame, pero parece que no será la falta de dinero lo que impida su reconstrucción.

Después de que los bomberos confirmaran que las llamas estaban controladas, pasada la madrugada, las primeras donaciones para su recuperación no tardaron en llegar, así como las propuestas para la recaudación de fondos. Notre Dame, símbolo del arte y la historia, no solo francesa, se convirtió en "nuestra señora" a nivel mundial.

La primera aportación llegó del magnate François-Henri Pinault, uno de los grandes mecenas del arte francés, y su padre, François, quienes donarán 100 millones para las obras en la catedral, según anunció el empresario, que preside el conglomerado de empresas Artemis y el grupo Kering, dueño de marcas de lujo como Saint Laurent, Gucci o Alexander McQueen. “Esta tragedia afecta a todos. Ante tal drama, cada uno desea dar un nuevo impulso lo más rápido posible a esta joya de nuestro patrimonio”, dijo Pinault.

Horas más tarde, llegó la más generosa por el momento. El grupo empresarial Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), junto con la familia Arnault, considerados la cuarta mayor fortuna del mundo, han aportado una donación de 200 millones para las labores de reconstrucción "de esta extraordinaria catedral, símbolo de Francia, de su patrimonio y de su unidad”, dijo el grupo en un comunicado, en el que además puso a disposición de las autoridades todos sus equipos "creativos, arquitectónicos, financieros para ayudar al largo trabajo de reconstrucción de una parte, y de la colecta de fondos de la otra, que se anuncia”.

No quiso quedarse atrás otra de las familias señeras del dinero galo, los Bettencourt-Meyers, dueños de L'Oréal, que pondrán otros 200 millones.
En un nivel algo inferior, otros clanes como los Bouygues o los Decaux, que dan nombre a sendos grupos de telecomunicaciones y mobiliario urbano, se comprometieron a poner de sus bolsillos 10 y 20 millones respectivamente. La petrolera Total pondrá, según dijo, otros 100 millones.

Quizá para poner en contexto esta euforia dadivosa, el concejal de Cultura del Ayuntamiento de París, Christophe Girard, se aprestó a matizar que a esas donaciones habría que descontarles las desgravaciones fiscales que acarrean.

Por su parte, la presidenta de la región de Île de France, Valérie Pécresse, ha avanzado que desbloqueará 10 millones de euros de ayuda de emergencia, que se suman a los 50 aportados por el propio Ayuntamiento de París. La Fundación del Patrimonio, una organización privada que trabaja por la salvaguarda del patrimonio francés y que colabora en varios proyectos nacionales, ha comunicado que lanzará desde hoy una “colecta nacional” para la reconstrucción de la catedral. En Twitter, la fundación también hizo una llamada a donaciones internacionales, que aseguró serán dedicadas “íntegramente a la restauración” del templo gótico parisino.

El último en pronunciarse ha sido el Banco Central Europeo (BCE), que realizará una "contribución financiera" a las labores de reconstrucción de la catedral de Notre Dame, aunque desde la institución han especificado la cuantía.

 

Ayuda internacional

Como ya anunció pocas horas después de que comenzara el incendio, la UNESCO ha puesto a la disposición de la capital parisina toda su experiencia en materia de reconstrucción. “La organización está al lado de Francia para la salvaguardia y rehabilitación de este patrimonio inestimable. Ya estamos en contacto con expertos y estamos dispuestos al envío de una misión de urgencia para estimar los daños, preservar lo que pueda ser preservado y analizar las medidas a corto y largo plazo”, dijo su directora, Audrey Azoulay, exministra francesa de Cultura.

La plataforma de microfinanciación GoFundMe también ha sido de las primeras en poner en marcha un mecanismo de recaudación, con un total de 50 campañas de aportación digitales abiertas a todo el mundo.

Como era de esperar, la noticia se ha colado en la agenda del último pleno del Parlamento Europeo. El presidente de la institución, Antonio Tajani, ha propuesto a los parlamentarios que donen su sueldo de hoy para contribuir a la reconstrucción de la catedral. Si se logra, los 751 eurodiputados del hemiciclo podrían recaudar 225.300 euros.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, también presente en la sala, ha recogido ese espíritu y ha llamado a todos los miembros de la Unión Europea a respaldar a Francia en las tareas de reconstrucción, "no solo como presidente del Parlamento Europeo, sino como ciudadano de Gdansk", la ciudad polaca que fue destruida y ardió en un 90%, y después se reconstruyó tras la guerra.