Las semillas de la recuperación

LT
-
Las semillas de la recuperación

Voluntarios de Bankia participan en la reforestación de Las Tablas mediante un acuerdo con WWF para recuperar en tres años 60 hectáreas de dehesa con el fin de conservar el humedal

Bankia y WWF España desarrollaron ayer la primera de las jornadas de voluntariado en materia de reforestación del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel. Ambas entidades se comprometieron a recuperar en los próximos tres años un total de 60 hectáreas de dehesa con el objetivo de asegurar la conservación del mayor humedal de España, según informó la entidad.
Casi 40 voluntarios de Bankia participaron en el proyecto llamado ‘Bosques de agua. Restaurando los bosques de las Tablas de Daimiel’ con actividades de plantación y reforestación de las antiguas dehesas de encinas que rodean el Parque.
El director de Responsabilidad Social Corporativa de Bankia, David Menéndez, que participó también en la actividad, quiso poner de relieve el compromiso de la entidad financiera con el entorno y la preservación del medioambiente. «En Bankia estamos muy sensibilizados con el medioambiente y con la lucha contra el cambio climático, somos conscientes de que cuidar nuestro entorno es fundamental para garantizar su futuro», señaló.
regeneración natural. Además, Menéndez subrayó la importancia de llevar a cabo esta actividad en Castilla-La Mancha. «Es una de las zonas de origen de Bankia, a la que nos sentimos muy vinculados y apoyar la regeneración natural es fundamental para garantizar un turismo sostenible y responsable generador de una actividad económica que incrementa las oportunidades y beneficia a toda la zona», manifestó Menéndez.
Las acciones de reforestación y voluntariado se enmarcan dentro del acuerdo suscrito por Bankia y WWF para potenciar la biodiversidad de uno de los parques nacionales más emblemáticos de Ciudad Real, indicaron las mismas fuentes de la entidad bancaria.
Mediante el acuerdo suscrito, ambas entidades trabajarán por la conservación del Parque que cuenta con una extensión de 3.000 hectáreas y alberga uno de los humedales más frágiles y valiosos de Castilla La Mancha.