300 monumentos de la región serán digitalizados en 3D

I.G.Villota
-

La entidad Global Digital Heritage ya ha documentado 34 espacios y colecciones arqueológicas y continuará su labor para conservar y difundir el rico patrimonio cultural castellano-manchego

El Museo de los Concilios de Toledo albergó la presentación de la herramienta, a cargo de la consejera de Cultura. - Foto: Víctor Ballesteros

Un total de 300 monumentos, parques arqueológicos, yacimientos y piezas patrimoniales de la región se digitalizarán en tres dimensiones gracias a un convenio de colaboración suscrito entre la Consejería de Cultura del Gobierno de Castilla-La Mancha y la entidad Global Digital Heritage (GDH), especializada en documentar el patrimonio cultural.
La compañía lleva trabajando con el Ejecutivo autonómico desde 2015 y ya ha digitalizado en 3D un total de 34 conjuntos monumentales, entre ellos un molino de viento de Campo de Criptana, en Ciudad Real, la ermita de Santa María de Melque, en Toledo, o la Puerta de Toledo de Ciudad Real, entre otros espacios.
Gracias a este convenio, suscrito en el Museo de los Concilios de Toledo entre la consejera de Educación, Cultura y Deportes, Rosana Rodríguez, y el arqueólogo castellano-manchego y miembro de GDH, Víctor López, el trabajo desarollado se potenciará y extenderá a tres centenares de piezas.
El objetivo, destacó la titular de Cultura, es conservar, difundir y promocionar el «rico» patrimonio cultural castellano-manchego, contribuyendo a la preservación del mismo ante las «evidentes amenazas». Se trabajará, manifestó, en la digitalización de monumentos y colecciones arqueológicas, no solo de espacios abiertos sino también del propio contenido de los museos.
«Es un proyecto ambicioso y de largo recorrido en el tiempo», enfatizó Rodríguez, quien consideró que este proyecto supondrá «también un reclamo turístico». «Haremos visible lo más conocido de Castilla-La Mancha pero también espacios mucho menos conocidos», dijo.
preventivo. Por su parte, Víctor López subrayó la importancia de documentar de manera tridimensional nuestro patrimonio, esencial por ejemplo para la restauración o la reconstrucción de la catedral de Notre Dame, en Francia, tras el devastador incendio que consumió el monumento meses atrás.
«La digitalización nos permite conservar réplicas exactas en tres dimensiones y esto tiene un carácter preventivo», indicó, además de considerar que supone un estrategia para luchar contra la despoblación en territorios afectados por la misma como nuestra región. «Difunde el patrimonio, no solo el de las grandes ciudades, también el de municipios que no tienen otros medios para dar difusión. Damos oportunidades a estos lugares», comentó.
En materia educativa, destacó los fines didácticos» de este proyecto para colegios e institutos, además de ofrecer alternativas a museos y centros de interpretación.
accesibilidad. Asimismo, indicó que estas digitalizaciones también permiten la impresión a escala de las mismas, lo que facilitará el acceso al patrimonio cultural, a las personas con discapacidad visual, a través de maquetas, así como a quienes tienen problemas motores y no pueden llegar a algunos espacios gracias a las visitas virtuales.
«El objetivo principal es que la cultura llegue a todas las personas porque el patrimonio es de todos», comentó el arqueólogo, insistiendo en que la «preservación del patrimonio es una obligación», convencido de que esta herramienta propiciará que «muchas personas de la región redescubran lugares de su tierra» y que el resto del mundo «conozca nuestra riqueza patrimonial».
El portal web de la Consejería de Cultura ya difunde algunas de las digitalizaciones, así como la página de Global Digital Heritage (https://globaldigitalheritage.org/).