Horizonte 2050: 110 litros menos a lo largo del año

I. Ballestero
-

El Observatorio de la Sostenibilidad sitúa a Ciudad Real entre los territorios en los que las precipitaciones sufrirán una caída moderada en tres décadas

Horizonte 2050: 110 litros menos a lo largo del año - Foto: Rueda Villaverde

La capital de la provincia ha batido este año su récord de días consecutivos sin tener que sacar el paraguas para protegerse de la lluvia, y parece que la tendencia en estos episodios en los próximos años será al alza. Al menos, así se puede entrever en el último informe sobre precipitaciones publicado por el Observatorio de la Sostenibilidad y al que ha tenido acceso este diario, que sitúa a la provincia de Ciudad Real dentro de los territorios en los que las precipitaciones sufrirán una caída moderada de aquí al año 2050, con 110 litros por metro cuadrados menos anuales. Eso sí, aunque la cifra no es tan elevada como en el noroeste peninsular, la región que sufrirá un descenso más brusco en el nivel de precipitaciones de mantenerse los escenarios atmosféricos de la actualidad, sí que debe ser una llamada a la concienciación, porque la pérdida de 110 litros por metro cuadrado de media cada año se dará en un territorio que ya encadena ejercicios poniendo sobre la mesa restricciones a la hora de regar los cultivos agrícolas.
«Se prevé que, en el futuro, el aumento de temperaturas que ya se está produciendo debido al calentamiento global, se seguirá produciendo por lo que si se mantienen estas precipitaciones como se observa escala de todo el país, y aumenta la irregularidad de las mismas, cada vez habrá menos disponibilidad de agua real», cita el informe. Será precisamente en aquellas zonas en las que más llueve donde el descenso será más brusco, en buena parte también porque parte de valores más altos. Eso sí, el informe reconoce que, aunque la estimación de resultados se mueve «en una fuerte incertidumbre», el escenario que dibuja con los niveles de emisiones de la actualidad, que provocan un aumento en las temperaturas, «pretende ser una llamada de atención respecto al uso del agua en España»; y además de la alerta lanza varias recomendaciones, como la de una mayor concienciación en el uso de un recurso «limitado», un gestión «más responsable e inteligente del agua» y actuaciones «basadas en la naturaleza para potenciar acciones de conservación del agua, el suelo y bosques en las partes altas de las cuencas para acumular la recarga de los acuíferos y en el entorno de las ciudades».
De cualquier manera, el informe camina en sus previsiones con el que recogía La Tribuna en su publicación del 14 de julio elaborado por un equipo de investigadores de la Universidad de las Illes Balears, en el que se traducía esa caída en las precipitaciones y la subida de las temperaturas al comportamiento del viñedo, señalando que en un horizonte de apenas dos décadas la provincia se convertirá en un territorio con condiciones hostiles para el cultivo de la vid.