Velocidad y chispa para el ataque

Eduardo Gómez
-

El CD Manchego ha presentado a Kofi y Rares, dos jugadores polivalente y de carácter ofensivo

Kofi (izquierda) y Rares posan con la camiseta del Manchego en su presentación. - Foto: Rueda Villaverde

El CD Manchego ha presentado a sus dos primeras incorporaciones en este mercado invernal, Kofi y Rares. Dos futbolistas que vendrán a reforzar la parcela ofensiva del equipo y que ya conocen el Grupo XVIII de Tercera. Ambos vienen de estar sin equipo en esta primera parte de la campaña, pero consideran que esa falta de ritmo no debe ser un problema. 
Ishmael Kofi Antwi nació en Acra (Ghana) el 4 de septiembre de 1992. La pasada temporada militó en la UP Plasencia, donde sufrió una grave lesión de menisco la que se ha recuperado en estos meses. Juega como delantero y destaca por su velocidad y lucha.  
En el fútbol español ha pasado por las categorías inferiores del Atlético de Madrid, antes de recalar en conjuntos como Ávila, Cacereño, Madridejos, Hellín, San Sebastián de los Reyes, Internacional de Madrid y Elche Ilicitano, alternando Segunda B y Tercera.
Su ficha ya está tramitada y podría jugar este domingo ante el Atlético Albacete si el técnico lo estima conveniente.
«El club contactó conmigo y llegamos a un acuerdo. Lo voy a dar todo para este equipo, voy a trabajar duro para sacar la situación adelante», aseveró el delantero africano, que resaltó la exigencia de este Grupo XVIII.
En los dos últimos meses ha estado entrenándose con el Unión Adarve madrileño y confía en adaptarse pronto y adquirir rápidamente ritmo competitivo. «Estoy deseando trabajar y jugar en este equipo», admitió Kofi, que poseía ofertas de varios equipos. El propio Sergio Inclán, técnico del equipo, desveló que en anteriores campañas ya estuvo en su agenda.
En cuanto a Rares Gabriel Flueras (13-1-1999. Beclean, Rumanía) es un viejo conocido de la afición mancheguista. La pasada campaña ya defendió la camiseta blanquiazul en la segunda vuelta, disputando 14 partidos, diez de ellos como titular, en los que anotó dos goles. En verano no cristalizó ninguna de las ofertas que tuvo para jugar en el extranjero o en una categoría superior y al final se quedó sin equipo, lo que ha propiciado esta segunda nueva oportunidad en Ciudad Real. «Aquí estuve muy a gusto. El club me llamó y aquí estoy»., afirmó el joven ariete, que en estos meses ha estado entrenándose con el filial de El Ejido. 
Prometió «mucho trabajo para hacerlo lo mejor posible» y el club confía en poder tramitar su ficha a tiempo para que ya esté disponible el domingo.