Page pedirá una auditoría sobre el negocio del agua

L.G.E.
-
Page estuvo en Bruselas esta semana para llevar un informe sobre las consecuencias medioambientales del trasvase en el Tajo.

El presidente de Castilla-La Mancha avisa de que si en España no se quiere hacer esa auditoría sobre «el negocio oscuro del agua en Levante», lo exigirá a la Unión Europea

El presidente de Castilla-La Mancha ha caldeado el Día del Agua incluso antes del acto institucional que ha organizado la Junta por la tarde en Talavera. Fue por la mañana, durante la inauguración de una exposición sobre los 40 años de la mujer en la Policía Nacional. «Vamos a terminar reclamando, y lo voy a hacer muy en serio, una auditoría oficial, si no a la UEsi nadie se atreve a hacerlo en España, sobre el negocio oscuro en torno al agua en el Levante español», anunció.
Esa fue la frase textual, de la que se puede deducir que la Junta de Castilla-La Mancha va a pedir una auditoría sobre el negocio del agua centrado en la zona de Levante, donde precisamente va a parar el agua del trasvase Tajo-Segura. También se puede deducir que lo intentará primero a nivel nacional, pero que si no lo consigue recurrirá a Bruselas.
Page estuvo esta misma semana en la capital europea presentando un informe sobre el impacto medioambiental del trasvase en el Tajo, una visita que se produjo tres días después de conocerse la sentencia del Supremo contra el Plan Hidrológico del Tajo. «Estuvimos celebrando en Bruselas un más que muy buen resultado jurídico por primera vez en mucho tiempo en materia de agua», reconoció.
La sentencia falla contra el Plan del Tajo por no fijar caudales ecológicos en tramos del río por Aranjuez, Toledo y Talavera. El presidente de Castilla-La Mancha concluye que el Supremo «ha dicho que tiene que cambiar la política del agua».
Page reaccionó con la propuesta de una auditoría sobre el negocio del agua en Levante después de lanzar este mensaje para navengantes: «No estoy en disposición de admitir que para justificar un atropello brutal, un delito ecológico, se pueda decir que aquí hay gente que tiene pozos ilegales o que hace cosas mal hechas». El presidente de Castilla-La Mancha, que señaló que le pagan por defender los intereses de su tierra, recordó que el trasvase «se hizo en la dictadura porque en democracia no se hubiese hecho nunca».