Mahou San Miguel invirtió 6 millones en Alovera

Javier D. Bazaga
-

La compañía quiere seguir liderando el mercado cervecero con una apuesta clara por la sostenibilidad y la personalización de productos para un público cada vez más exigente

Mahou San Miguel invirtió 6 millones en Alovera - Foto: Javier Pozo

La compañía Mahou San Miguel destinó el año pasado 6 millones de euros a su centro de producción de Alovera, en Guadalajara, para la mejora y modernización de los procesos industriales. Es en este momento el centro de producción más grande de Europa y el objetivo de estas inversiones es, según informaron desde la compañía, «conseguir la máxima calidad, eficiencia, fiabilidad operativa y respeto ambiental».
El director de la planta, Marc Borreda, avanzó que solo en la última década se han destinado casi 120 millones de euros buscando consolidar la competitividad y sostenibilidad futuras. No en vano, la cada vez mayor concienciación del consumidor por el respeto al medio ambiente, así como una mayor segmentación del producto, serán los retos que deberán afrontar industrias como la cervecera, en auge desde hace unos años y que en 2018 alcanzó una «cifra histórica», con 4.000 millones de litros consumidos en un solo año, indicó Borreda a este diario.
Esos 6 millones de euros se suman al «continuado esfuerzo inversor» que en 2018 se concretó en la puesta en marcha de 70 proyectos distintos de innovación, entre los que destaca la ampliación de la capacidad de su microcervecería. Un área destinada precisamente a proyectos ligados a la I+D+i, además de la elaboración de nuevos productos y formatos, y con el que ayudan a lanzar nuevas ideas a pequeños productores poniendo a su disposición la tecnología y «expertise» de Mahou.

Marc Borreda, director de la planta de Mahou San Miguel de Alovera.
Marc Borreda, director de la planta de Mahou San Miguel de Alovera. - Foto: Javier Pozo
Se reafirma así el «compromiso» con estas instalaciones y con la zona ya que, además de los 500 empleos directos que se mantienen en la planta y los 800 indirectos que generan su actividad, durante 2018 se invirtieron también hasta 13 millones de euros destinados a la compra de bienes y servicios a un total de 59 empresas de la provincia. Si sumamos los últimos cuatro años, la aportación de la compañía a proveedores locales ascendió a más de 48 millones de euros.
CENTRO ESTRATÉGICO. «Debido a la importancia estratégica de nuestro centro de producción de Alovera, año tras año, continuamos invirtiendo para reforzar nuestra posición en el mercado como referente industrial en el sector, contribuyendo, además, al desarrollo económico de la provincia a través de la creación de puestos de trabajo de calidad y la generación de valor para todos nuestros clientes y proveedores locales», resumió Borreda.
Pero, a pesar de la tradición que pesa sobre esta empresa de origen familiar que nació en 1890 y que ostenta el 100 por cien del capital español, la innovación está en el ADN de la compañía. La Sala de Barricas es uno de los proyectos más innovadores y pioneros en España, donde se elaboran los productos para los paladares más exigentes. Con una inversión de más de 2,8 millones de euros, esta sala de 600 metros cuadrados alberga 1.300 barricas de distintos robles, gallego, francés y americano, donde los caldos reposan entre 4 y 12 meses para configurar «una nueva categoría de cervezas», y dar así respuesta a es público más selecto. De este modo Mahou se convirtió en la primera compañía española en lanzar al mercado cervezas envejecidas en barricas.
La puesta en marcha de la «nanoplanta» es otra de las apuestas de innovación y desarrollo. Un espacio que permite testar en menos tiempo nuevos desarrollos de la manera más eficiente para dar con el producto que esperan los consumidores.
La apuesta por la sostenibilidad y la eficiencia también entra en el capítulo de la innovación con un uso responsable y eficaz de los recursos naturales y que les ha permitido llegar a la producción con «residuo cero».