Expedientes abiertos a nuevos presos se multiplican por 7

Pilar Muñoz
-

El Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha con sede en Ciudad Real ha registrado en el último año más de 4.300 asuntos y se han concedido menos libertades condicionales

Expedientes abiertos a nuevos presos se multiplican por 7 - Foto: [PABLO LORENTE; Pablo Lorente]

El número de expedientes individuales a nuevos reclusos abiertos por el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha con sede en Ciudad Real se multiplicó por siete entre 2017 y 2018 al pasar de 21 a 141 en tan solo doce meses.
Según los datos a los que ha tenido acceso La Tribuna, las cárceles de Herrera de La Mancha, Alcázar y Albacete que están bajo la jurisdicción del magistrado titular de Vigilancia Penitenciaria número 1 de Castilla-La Mancha, Antonio Moreno de La Santa Limia, cerraron el pasado ejercicio con una población reclusa de 765 personas, 34 más que las contabilizadas al finalizar 2017 y que suponen un incremento porcentual del 4.65% del total de penados.
El juzgado registró el año pasado un total de 4.369 asuntos, un 5,15 más que los 4.155 ingresados en 2017, un incremento parejo al de la población reclusa. Ha aumentado igualmente el volumen de expedientes resueltos, un hecho que contrasta con el desplome de los asuntos pendientes al finalizar el ejercicio. Los asuntos que se registran en el Juzgado de Moreno de La Santa son relativos a la clasificación de presos, los permisos penitenciarios, las libertades condicionales y quejas fundamentalmente.
El magistrado Moreno de La Santa resolvió el año pasado 3.218 asuntos, un 8,45 por ciento más que los 2.967 de 2017. Al finalizar 2018 quedaron pendientes de resolución, concretamente en tramitación solo 371 expedientes, un 34% menos que los 562 que se quedaron en vía de trámite a 31 de diciembre de 2017.
Menos libertades condicionales. La entrada de expedientes relacionados con la libertad condicional de los presos de las tres prisiones adscritas al Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de Ciudad Real sufrió una más que considerable rebaja, ya que en 2017 se registraron 278 mientras que el año pasado solo ingresaron 209, casi la cuarta parte menos. Este descenso de un año a otro en el registro de asuntos contrasta significativamente con el aumento de los tramitados, ya que en 2018 se resolvieron 293 frente a los 206 de 2017, un 42,2% más.
En cuanto a los delitos, edades y nacionalidades de los presos, el magistrado Moreno de la Santa explica a este diario que la cárcel de Herrera de la Mancha es una prisión nacional y hay presos de todas las nacionalidades y todos los lugares de España. Por ello, los delitos por los que cumplen condena los reclusos son variados y muchos de una gravedad grande y de ahí que las penas sean de larga duración.
 No es el caso de la cárcel de Albacete que es provincial y la mayoría de los penados son delincuentes de la zona condenados casi todos por robo,  tráfico de drogas, delitos contra la seguridad vial, violencia de género ... Sin embargo, en Herrera, al ser una prisión de máxima seguridad, cumplen condena presos por hechos muy graves: asesinatos, violaciones, tráfico de drogas a gran escala. Entre los violadores y pederastas recluidos en Herrera y conocidos por sus horribles crímenes se encuentran  Tony King (condenado por los asesinatos de Sonia Carabantes y Rocío Wanninkhof), Nilson Da Silva (el peligroso brasileño violador de Pozuelo), Santiago del Valle (asesinó a la niña Mari Luz Cortés), Miguel Carcaño (encarcelado por la desaparición de Marta del Castillo), José Bretón (parricida de Córdoba), Antonio Ortiz (pederasta del distrito madrileño de Ciudad Linea) y Sergio Morate (asesino de las dos jóvenes de Cuenca).