scorecardresearch

Todo o nada en Pulpí

La Tribuna
-

El Yugo Socuéllamos, que depende de sí mismo, busca confirmar la permanencia en la última y decisiva jornada (domingo, 12 horas)

Los jugadores del Yugo celebran el gol que les dio la victoria contra el Pulpileño en la primera vuelta. - Foto: Rocío Hellín

El de hoy puede y debe ser un gran día para Socuéllamos. El día en el que el sueño de la permanencia por fin se haga realidad. El día en el que el premio a una segunda vuelta espectacular se materialice en la salvación. El día en el que el disgusto vivido la pasada jornada contra el Calvo Sotelo quede en mera anécdota. Este domingo, desde las 12 horas, el equipo manchego tiene en su mano sentenciar su continuidad en la Segunda RFEF una temporada más. Es favorito para hacerlo y depende de sí mismo, aunque tambiém es consciente de que tendrá que sudar tinta para lograrlo. Le basta con ganar en el campo del descendido Atlético Pulpileño, por lo que la posición de los de Sergio Campos es de privilegio.

El problema será como la cosa se dé mal. La mayoría de opciones, por no decir todas, de empates simples o múltiples perjudican a un Yugo que tiene todos los 'gol-averages' particulares perdidos, por lo que la opción de confiar en la desgracia de los rivales no parece la más aconsejable. Aun así, seguro que en el banquillo socuellamino no será desconocido lo que vaya ocurriendo en los duelos Calvo Sotelo-Águilas, Levante-Alzira o Melilla-Mancha Real. No en vano, el Águilas y el Levante, con dos puntos menos que los manchegos, son la principal amenaza en esta última jornada, mientras que el Mancha Real tiene los mismos puntos que los de Campos, y sería susceptible de adelantar en caso de empate en Pulpí.

En la primera vuelta el Yugo Socuéllamos ganaba por 1-0 a un Pulpileño que no vence desde febrero y que encadena cinco derrotas seguidas. "Tenemos una muy buena oportunidad porque dependemos de nosotros mismos. La derrota contra el Calvo Sotelo (2-3) fue un palo muy duro, pero desde el miércoles estamos con la mente en positivo", afirma Sergio Campos, que asegura que no estará pendiente del resto de campos donde se estará jugándose el descenso "porque no merece la pena, el equipo es muy consciente de lo que se juega".

El equipo no estará solo en esta trascendental visita a tierras almerienses. Dos autobuses llenos de aficionados, más otros muchos que lo harán en coches particulares, madrugarán para desplazarse hasta Pulpi, pese a que Socuéllamos está en pleno fin de semana de romería. "No tengo palabras. Se me ponen los pelos de punta. Solo espero que gane el equipo y poder celebrarlo con ellos", sentenciaba Sergio Campos.

Arbitrará el catalán Salvador Morros Monge.