De «utilidad pública» las instalaciones de evacuación

A. Criado
-

Nieva avanza que cuatro de los nueve proyectos fotovoltaicos de Manzanares tienen ya en exposición pública su calificación urbanística y la licencia de obras.

Planta fotovoltaica en Manzanares. - Foto: Pablo Lorente

Los proyectos fotovoltaicos que se instalarán en los próximos meses en el término municipal de Manzanares solventaron esta semana un nuevo trámite burocrático con el reconocimiento por parte del Gobierno de Castilla-La Mancha de la «utilidad pública» de las infraestructuras necesarias para la evacuación de energía del nudo Manzanares 220.
En concreto, la Dirección General de Industria, Energía y Minería, dependiente de la Consejería de Desarrollo Sostenible, reconoció la utilidad pública de unas infraestructuras comunes de evacuación de energía eléctrica de las que pretenden hacer uso los promotores de las nueve fotovoltaicas, que cuentan ya con la contestación favorable para la conexión a la red de transporte en la subestación Manzanares 220 kV por parte de Red Eléctrica de España.
La subestación elevadora se conectará con la línea de evacuación de las plantas ASTE a través de una línea aérea 220 kV de 1.765 metros. Se ubica en la parcela 14 del polígono 117, mientras que el punto de conexión se situará en la parcela 1 del polígono 178, todo ello en el término municipal de Manzanares. La solicitud de utilidad pública de estas infraestructuras fue registrada en la Junta en junio de 2018 por parte de Tramperase, uno de los promotores de las nueve fotovoltaicas, asociados como ‘Nudo Manzanares 220 kV IAE’.
Esta entidad tendrá ahora que compensar económicamente a los propietarios de cinco parcelas, dedicadas a agricultura de regadío, por la ocupación de los bienes o la adquisición de los derechos afectados por las infraestructuras de evacuación conjuntas del nudo Manzanares 220.
El alcalde de Manzanares, Julián Nieva, confirmó a La Tribuna que con esta resolución de la Administración regional se da un paso más en el desarrollo de un ambicioso proyecto que echará a andar físicamente antes de que finalice el presente ejercicio. En este sentido, el regidor avanzó que cuatro de las nueve plantas fotovoltaicas que se instalarán en el municipio han pasado ya todos los trámites medioambientales y tienen ya en exposición pública la calificación urbanística y la licencia de obras municipal.
Nieva está convencido de que las obras de la mayoría de estas plantas darán comienzo antes de 2020, lo que supondrá una importante inyección económica para las arcas municipales vía impuestos. De hecho, el equipo de Gobierno presupuestó en el apartado de ingresos en torno a tres millones de euros procedentes de las fotovoltaicas, con los que ejecutará varios proyectos de «calado» para la ciudad.
las cifras. Con una inversión aproximada de 230 millones de euros, estos nueve proyectos fotovoltaicos (que no serán los últimos que albergue el término municipal de Manzanares) generarán 340 megavatios de potencia, crearán hasta 500 puestos de trabajo en su fase de construcción y llevarán la energía a 600.000 habitantes a través de las conexiones reconocidas de utilidad pública por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.