El dinero en efectivo, una garantía de seguridad y privacidad

Europa Press
-

El Instituto de Coordenadas defiende el uso del papel moneda y critica que se fomenten las iniciativas que promueven su disminución o eliminación

El dinero en efectivo, una garantía de seguridad y privacidad

Tras finalizar la segunda parte del Seminario sobre la Brecha Financiera en España, el Instituto Coordenadas defiende el uso del dinero en efectivo para garantizar la seguridad y la privacidad de los usuarios, por lo que critica que existan iniciativas orientadas a disminuir o eliminar la utilización de este medio de pago tradicional. 
"Hay que ser muy conscientes de que si todos los pagos se llegaran a realizar de manera electrónica se abriría la puerta al aumento del control y la vigilancia sobre todos y cada uno de los miembros de la sociedad", ha reflexionado el vicepresidente ejecutivo del Instituto Coordenadas, Jesús Sánchez Lambás, quien ha asegurado que el dinero en efectivo es "un bastión de la libertad individual y un pilar del Estado y de la soberanía europea que no puede desaparecer o ser objeto de implacable persecución". 
El seminario considera que el dinero en efectivo es "el único medio legal de cumplir con las obligaciones dinerarias ordinarias", ya que las monedas y billetes que emiten los bancos centrales constituyen la moneda oficial de los países, lo que le ha llevado a poner en duda la legalidad de las restricciones a su utilización. 
Asimismo, ha apuntado que existen "muy pocas dudas" sobre el hecho de que eliminar el dinero en efectivo supondría que la privacidad de los individuos "se vería afectada de forma sustancial". 
En este sentido, ha argumentado que cualquier transacción sin efectivo siempre incluiría a algún intermediario o un tercero, lo que posibilitaría "una mayor intromisión en las transacciones y registros personales", comprometiendo la privacidad y la intimidad de los ciudadanos, ha señalado el Instituto. 
En cuanto a los riesgos de seguridad de un mundo sin efectivo, el seminario ha puesto de manifiesto que hay "una tendencia imperante que percibe que pagar con moneda de curso legal es menos arriesgado que pagar con una clave electrónica". 
Aunque ha reconocido que la sofisticación de la tecnología digital es "cada vez más depurada", también ha advertido de que podrían existir mecanismos tecnológicos capaces de anular los más sofisticados sistemas de seguridad. 
Según el Instituto Coordenadas, muchos expertos han señalado que, si bien manejar dinero digital es más cómodo y rápido, "probablemente no será seguro ni para el ciudadano ni para el sistema financiero en general". 
"La guerra contra el dinero en efectivo se está convirtiendo poco a poco en un conjunto de actuaciones coercitivas de todo tipo adoptadas por los poderes políticos y regulatorios que restringen la libertad y reducen el bienestar de millones de ciudadanos. Todas las iniciativas en contra de la circulación y uso del dinero en efectivo tienen como objetivo el beneficio exclusivo de aquellos que ya ejercen una cantidad excesiva de poder y control sobre la economía y las personas; el oligopolio financiero que tuvimos que rescatar de la quiebra con todos los impuestos de Occidente", ha concluido el seminario.