Chana pide consenso para crear empleo y frenar despoblación

J. López
-

El nuevo presidente de la Diputación de Cuenca anuncia medidas para la planta de residuos

El nuevo presidente de la Diputación muestra el bastón de mando a los asistentes. - Foto: Reyes Martí­nez

Álvaro Martínez Chana es desde este jueves el nuevo presidente de la Diputación de Cuenca para los próximos cuatro años. El alcalde de Almonacid del Marquesado tomó posesión del cargo durante el Pleno de Constitución en que juraron y prometieron también cumplir con la responsabilidad el resto de 24 diputados provinciales que formarán parte de la corporación provincial.
El Salón de Actos del Palacio Provincial se quedó pequeño para albergar un acto cargado de simbolismo, que contó con la presencia del presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page; el vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro; el alcalde de Cuenca, Darío Dolz; y el presidente del Partido Popular en Castilla-La Mancha, Francisco Núñez, además de representantes de la sociedad conquense.
Tras la toma de posesión de los diputados, se efectuaron las votaciones resultando ganadora la candidatura del nuevo regidor de la institución provincial por 14 votos frente a los 11 de la popular Clara Plaza. José Ignacio Albentosa, el único diputado provincial de Cuenca Nos Une, también dio su apoyo al candidato socialista.
Martínez Chana, que antes de pronunciar su primer discurso entregó el bastón de mando al presidente saliente, Benjamín Prieto, subrayó como principal reto para la legislatura generar empleo para frenar la despoblación. En ese sentido, trasladó a García-Page «la firme voluntad de esta institución de volver a suscribir con el Gobierno regional un convenio para llevar a cabo los tan ansiados planes de empleo, de los que nunca nos debíamos haber apeado».
«Nos enfrentamos al mayor de los retos a los que se puede enfrentar un territorio, que no es otro que perder lo más importante que tenemos, nuestras gentes», dijo, y recalcó que «ya va siendo hora de revertir la situación, de poner en marcha la operación retorno».
Para recuperar la autoestima y mirar al futuro con optimismo, apeló a la unión de «fuerza y esfuerzos, con generosidad y altura de miras» para «trabajar en común con agentes sociales, grupos políticos y con el conjunto de la sociedad conquense».
El máximo responsable de la Diputación aseguró que pondrá a la institución «al servicio de las personas», para los conquenses que piden «empleo, servicios de calidad y en igualdad de condiciones que el resto de territorios, que demandan sentido común de sus dirigentes, sin sectarismos y siempre con la mano tendida».
Una de las medidas importantes anunciadas por Martínez Chana es la de relanzar el Patronato de Desarrollo Provincial y ponerlo a servicio de los emprendedores, además de potenciar el papel de la mujer emprendedora en el medio rural con medidas concretas que permitan la conciliación familiar y faciliten el día a día de sus negocios.
Dentro de esta medida cabe señalar la solicitud al presidente de Castilla-La Mancha para llevar la fibra óptica a todos y cada uno de los municipios de la provincia.
otras medidas. El nuevo equipo de Gobierno de la Diputación tiene intención de solventar cuanto antes la planificación de un organigrama y las inversiones necesarias junto al Cuerpo de Bomberos, para la creación de nuevos parques «donde más se necesitan», así como la recuperación del convenio con el Parque de Bomberos del Ayuntamiento.  «Esta Diputación no va a escatimar ni un sólo euro en la protección de las personas», manifestó.
También se refirió al refuerzo y ordenación del servicio de asistencia técnica a los ayuntamientos, que se efectuará de forma inmediata; a la reubicación de la planta de residuos, que tendrá, además de una correcta ubicación, «un diseño encaminado a la obtención del mayor porcentaje de material reciclado posible con el objetivo final a largo plazo de residuo cero»; la mejora de la red de carreteras, las instalaciones deportivas y los planes provinciales; el refuerzo del abastecimiento de los municipios y la mejora de las redes de agua; el apoyo al tejido asociativo; y uno de los pilares fundamentales «sobre los que girarán las políticas de la Diputación», el «riquísimo» patrimonio natural y cultural que «toca poner al servicio del ciudadano» y que se reunirá en torno a «un proyecto de explotación global muy ambicioso» para uso turístico.