Doce años sin parada automática del reactor

Belén Monge Ranz/Guadalajara
-

Trillo cierra el primer semestre con una producción de energía de 3.821,1 Gwh y Vallejo resalta que desde 2007 no se registra en la planta ningún disparo automático

Doce años sin parada automática del reactor - Foto: Florencia Foresi

Desde que iniciara su actividad el 23 de mayo de  1988, la central nuclear de Trillo ha estado acoplada a la red eléctrica más de 240.000 horas, 3.600 en este primer trimestre, que se ha cerrado con una producción de energía eléctrica bruta de 251,114 megavatios hora (MWh) y de 3.821,1 gigavatios hora (GWh) de enero a junio. El director de la planta, Javier Vallejo, destacó durante la presentación de los resultados de la planta en los primeros seis meses del año como un   «gran hito» el hecho de que Trillo lleve más de 12 años consecutivos sin ningún disparo automático en el reactor y cinco sin paradas no programadas.
Para Vallejo, es un hecho relevante el que la planta haya estado «a plena potencia» y funcionando «de forma segura y fiable» hasta su parada para recargar combustible. Considera que la energía nuclear «es la que más aporta» hoy  y «así esperamos seguir haciéndolo en el futuro», afirmó tras poner en valor la buena salud de la planta. «Está muy bien» dijo mientras se refería a las mejorar de cara a asegurar su mantenimiento, convencido de que «está preparada» para durar más años.
El director también mostró su tranquilidad por el dato referido a la dosis de radiación que reciben los trabajadores de la planta y subrayó que es «la más baja de las centrales españolas», algo que atribuye tanto al propio diseño alemán de la instalación como a los programas de mejora que se han puesto en marcha. Y en cuanto al impacto en el entorno, «es prácticamente nulo. Es muy poco, estamos muy por debajo de lo que sería el limite operacional y legal», dijo comparándolo con lo que supone una radiografía, cien veces menos, señaló.
El director aseguró que no tenía el dato sobre la rentabilidad de la central nuclear, ya que lo que maneja la dirección es un presupuesto que ejecuta anualmente para gestionar la planta y no hay cuenta de resultados, pero si cuantificó en más de 40 millones de euros la  inversión media anual en actualización tecnológica, modernización y mejoras de seguridad.
Por otro lado, destacó que la central nuclear de Trillo contribuye con más de 50 millones de euros anuales a Castilla-La Mancha, generando unos 1.300 empleos entre directos, indirectos e inducidos. Aunque cuenta con una plantilla de 347 empleados, genera más empleos indirectos e inducidos porque hay más de  un centenar de empresas especializadas que prestan sus servicios en la instalación durante operación normal; mientras que durante la última recarga de combustible se incorporaron unos mil trabajadores adicionales.
De otro lado, los trabajadores de la central reciben, como promedio anual, cerca de 58.000 horas de formación adecuadas a sus actividades profesionales. La seguridad de la plantilla sigue siendo una prioridad de su director, de ahí que, si bien la accidentabilidad es muy baja, tienen un plan de mejora de la cultura preventiva porque «nuestro objetivo va a ser cero accidentes».
20 aniversario. Precisamente, coincidiendo con el vigésimo aniversario desde que el Consejo de Ministros autorizara el Almacén Temporal Individualizado de residuos (ATI), para este año no está previsto cargar contenedores en él A fecha de junio de este año,  la central cuenta con 327,9 toneladas de uranio almacenadas repartidas en los 34 contenedores de almacenamiento en seco. Trillo es hoy la central que «menos hallazgos» tiene del Consejo, y todos en verde.