Extensión de banda ancha para combatir la despoblación

La Tribuna
-

Escudero subraya la apuesta de la Junta por la extensión de la banda ancha para combatir la despoblación, al tiempo que remarca que Castilla-La Mancha es la región en la que más ha crecido la cobertura 4G desde 2015

Extensión de banda ancha para combatir la despoblación

El consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, asistió en la mañana de este miércoles en Alcázar de San Juan junto al director general de Cohesión Territorial, Alipio García, al cierre de la jornada técnica de la Asociación de Teleoperadores de Castilla-La Mancha (Aotel). Un evento en el que subrayó la apuesta del Gobierno regional por la extensión de la conectividad por banda ancha al medio rural como vía para afrontar la despoblación que aqueja a gran parte del territorio castellano-manchego. En este sentido, Escudero explicó que «extender las telecomunicaciones para establecer la igualdad de oportunidades en la urbe y el mundo rural es una prioridad que se marca el Gobierno regional en esta legislatura». Durante su visita al acto, celebrado en el Centro de Empresas e Innovación, sede de la Aotel, el consejero defendió «el valor de la tecnología como herramienta para luchar contra la despoblación y crear oportunidades de empleo y vida en los territorios rurales», al tiempo que destacó el «progreso» de la región en el campo de las telecomunicaciones que convierte a Castilla-La Mancha en «uno de los territorios donde más ha crecido la cobertura 4G desde 2015». Asimismo, agradeció la labor de las pequeñas y medianas teleoperadoras de «llevar la tecnología a las áreas más rurales de la región», y se comprometió a «fortalecer» la colaboración con esta asociación para seguir avanzando en este «reto común». La ampliación de la conexión por banda ancha móvil a las zonas rurales se ha convertido en una de las prioridades del Gobierno de Castilla-La Mancha para corregir la brecha digital que pervive entre las ciudades y las poblaciones rurales de la región. Durante la pasada legislatura, la cobertura del servicio 3G se extendió a un total de 846 localidades, a través de los planes puestos en marcha tanto por la Junta de Castilla-La Mancha como por los propios operadores locales. Esta realidad supone que nueve de cada 10 localidades disponen ya de cobertura 3G o 4G, una media de cinco puntos más que en 2015, y que el 99,01% de la población castellano-manchega está ya cubierta por este servicio.