Mercadona dispara sus beneficios un 84%

Efe
-
Mercadona dispara sus beneficios un 84% - Foto: Manuel Bruque

La entidad que preside Juan Roig gana 593 millones de beneficio en un año en el que creo 1.800 empleos y aumentó sus ventas un 6%

El grupo de distribución Mercadona ganó 593 millones en 2018, el 84% más, un ejercicio en el que creó 1.800 nuevos empleos y aumentó sus ventas un 6%, hasta alcanzar los 24.305 millones de euros.
Estos datos han sido presentados este martes por el presidente de Mercadona, Juan Roig, quien ha anunciado que el grupo empezará el 12 de junio a vender por internet en Barcelona y a finales de año o principios del próximo lo hará también en Madrid.
En Barcelona se abrirá en junio lo que en el argot del grupo conocen como "una colmena" (un centro logístico desde el que se distribuyen los productos) en la Zona Franca, que comenzará a suministrar al distrito de Les Corts. Tendrá un volumen negocio previsto de 30.000 repartos al mes y que empleará a 300 personas.
Roig se ha mostrado convencido de que se venderá más en Barcelona  que en Valencia y espera que la facturación sea elevada también en Madrid.
El grupo invirtió el pasado año 1.504 millones, un 50% más que en el ejercicio anterior, de los 962 millones han sido para apertura de nuevas tiendas, 257 millones en automatización de logística, 225 millones en transformación digital y 60 millones en Portugal.
En cuanto a las previsiones para el ejercicio de 2019, Roig ha señalado que el grupo espera aumentar sus ventas un 3,7%, hasta los 25.200 millones, y aumentar un 50% la inversión para alcanzar los 2.300 millones, lo que previsiblemente hará caer el beneficio hasta los 435 millones, cifra un 27% inferior al obtenido en 2018. La plantilla crecerá en unas 1.000 personas.

Desembarco en Portugal

Juan Roig ha anunciado que este año abrirá 10 tiendas en Portugal, todas ellas en Oporto y que el grupo está estudiando implantarse en otro país, que no ha querido desvelar, si bien ha afirmado que se están mirando 3 o 4.
Las tiendas portuguesas abrirán los domingos porque en ese país es la costumbre, pero seguirán sin ofrecer ese servicio las de España, un hecho que Roig ha justificado en que abrir domingos y festivos porque hacerlo implicaría doblar los sueldos de los trabajadores y, por tanto, encarecer los productos a los clientes.
Mercadona cerró el ejercicio con una plantilla de 85.800 trabajadores, para los que se firmó un convenio con los sindicatos UGT y CCOO por cinco años, que permitió un aumento de salarios del 1,2%.
Al finalizar ese ejercicio, el grupo tenía 1.636 tiendas tras abrir 29 nuevos supermercados y cerrar otros 20 que no se ajustaban a los estándares de amplitud y comodidad de la cadena.