El Consistorio afronta una deuda de más de dos millones

LT
-

La alcaldesa de Socuéllamos asume que la situación económica es «delicada» y avanza que propondrá un calendario de pagos con la Diputación Provincial para mantener la liquidez.

El Consistorio afronta una deuda de más de dos millones

El Ayuntamiento de Socuéllamos tiene una deuda comprometida de 2.075.960 euros, tal y como avanzó ayer la regidora, Elena García, que calificó de «delicada» la situación económica del Consistorio. La regidora señaló que algunas de las cuentas pendientes, como los 296.538 euros con Gas Natural, 143.929 euros con Emergencias Ciudad Real, 60.000 más con Comsermancha, o más de 433.000 euros, provocan un «problema de liquidez» que se agrava con «el saldo negativo de las cuentas en el documento firmado por la anterior alcaldesa».
Igualmente, Elena García explicó que quedan pendientes de pago 754.198 euros de deuda por las obras de los últimos meses de la legislatura precedente, «unas obras que no tenían partida presupuestaria y que no aparecen en los presupuestos».
En total, la primera edil añadió que estos requerimientos, «sumados a los 165.069 euros que encontramos pendientes de pago al entrar al gobierno, y que ya se han abonado, junto a una deuda de más de 200.000 euros con la Diputación», eleva a más de dos millones de euros la deuda del Consistorio.
García reconocía que en los próximos días se ingresarán 2.168.000 euros en concepto de tributos, pero la situación sigue siendo «delicada, razón por la cual se están buscando soluciones como un calendario de pagos con la Diputación Provincial, porque aunque sabemos que vienen meses complicados sabemos que vamos a salir adelante».  
liberaciones. La alcaldesa quiso  aclarar la polémica de los costes totales de las dedicaciones exclusivas y parciales del Ayuntamiento, para lo que se sirvió de un informe de intervención. García señaló que las retribuciones de la legislatura 2015-2019, «como aparecen en los presupuestos municipales», eran de 134.062 euros, mientras que las de la legislatura 2019-2023 se han fijado en 133.784 euros, lo que supone una bajada de 278 euros anuales.
Así la alcaldesa aprovechaba para «desmentir categóricamente la subida de salarios de la que nos acusa la oposición buscando siempre la crítica fácil y confundiendo a los vecinos y vecinas», aclarando  que las liberaciones totales y parciales del equipo de Gobierno suponen menos gasto que las precedentes.