scorecardresearch

En compañía de "Monsties"

Sara Borondo
-

Un spin off en el que el protagonista puede hacerse amigo de los monstruos además de cazarlos

En compañía de "Monsties"

Monster Hunter es una franquicia cada vez más con más aficionados en Occidente, pero lo que no es tan conocido es que hay una serie ambientada en el mismo mundo pero que, en lugar de ser un simulador de caza de monstruos a los que hay que rastrear y atacar en distintas misiones, es un RPG de acción que tiene una historia que sostiene cada capítulo y en el que los monstruos no son solo un objetivo al que hay que vencer sino que algunos pueden convertirse en compañeros llamados Monsties.

En Stories los protagonistas no son cazadores (hunters), sino riders que establecen un vínculo con los Monsties, de manera que los utilizan como montura para moverse o llegar a sitios inaccesibles de otra manera e incluso pueden combatir juntos aunque no se puede controlar al Monstie directamente más que cuando hay un vínculo alto. 

El segundo capítulo del spin off ha salido en PC y Switch y sigue la jugabilidad del primero, que salió en 3DS y móviles, y la historia está relacionada, pero es independiente. En el comienzo de Wings of Ruin hay un problema con los Rathalos y el protagonista (o la protagonista, ya que se puede personalizar el aspecto del personaje), conoce a una chica con la que debe defender un huevo del que nace una de estas criaturas, de la que habla una leyenda.

La mecánica de los Monsties lleva a que haya que conseguir un huevo en la guarida de un monstruo y llevarlo a los establos. También se pueden transferir genes entre Monsties para mejorarlos y crear nuevas habilidades.

El sistema de combate del juego es por turnos y sigue un esquema de piedra, papel o tijera basado en ataques  que se marcan en diferentes colores. Hay que conocer lo mejor posible el patrón del monstruo rival para saber cómo es mejor atacarle y tener en cuenta que puede cambiar la estrategia durante la pelea. Si el ataque del Monstie coincide con el color del que lanza el Rider será mucho más eficaz, de ahí que sea importante tener la mayor cantidad de puntos de vínculo con él.

Durante la historia, el protagonista va acompañado por otro Rider controlado por el propio juego, pero también hay opción de multijugador, con dos vertientes, una colaborativa en la que si uno de los jugadores se encuentra con un monstruo en uno de los combates aleatorios de la partida el otro puede ayudarle y también pueden cazar monstruos solo disponibles en el multijugador, y otra competitiva para pelear en duelos. 

Monster Hunter Stories podría considerarse la versión más pacífica del universo de la franquicia; los Riders están más cercanos a los monstruos, que se convierten en ayudantes y compañeros, aunque sigue siendo necesario cazar otras bestias para conseguir nuevos materiales. Es una manera diferente de sumergirse en los distintos ecosistemas aunque por depender de una historia no concede al jugador la libertad que sí le otorga la serie principal para moverse por el mundo, sino que es una acción mucho más lineal. 

El mundo de Monster Hunter es muy atractivo y Capcom ofrece en Stories una manera diferente de disfrutarlo lejos de las cacerías. Si bien es cierto que la historia (con todos los textos traducidos al español) no es nada extraordinaria, sí cuenta con el potente  atractivo de hacerse compañero de una de esas bellas bestias a las que el jugador normalmente solo se acerca para acabar con ellas.