Seis orejas a un encierro noble y blando de las 'Monjas'

Rafael Zaldívar
-

La terna salió en hombros y gracias a la Presidencia no se desató el triunfalismo.

Seis orejas a un encierro noble y blando de las 'Monjas' - Foto: PABLO LORENTE

Media entrada en los tendidos y seis orejas, a una por toro, a cargo de 'El Fandi', López Simón y Ginés Marín, que dieron una tarde entretenida. Los astados de 'Las Monjas' ya demostraron el año pasado en Alcázar que andan sobrados de nobleza pero carentes de fuerzas. Hogaño, los veremos también en la feria de la capital, la corrida tuvo aceptable presentación salvo algunas cabezas escobilladas, creemos que por los chiqueros.

En el juego ofrecieron nobleza y no terminaron de aguantar el último tercio; lo de la salida en hombros del mayoral, sin comentarios.

David Fandila, dio largas cambiadas, pases genuflexos y puso banderillas en sus dos toros marca de la casa. En su primer trasteo, series rápidas sin terminar de acoplarse por el derecho. Más cantidad que calidad pero con el entusiasmo de siempre. Molinetes finales, agarrado a los costillares y desplante. Casi entera contraria. Oreja. Een el cuarto, mejor presentado, otra larga cambiada de frente, verónicas y quite `por delantales`. Un picotazo y cuatro pares, los dos últimos al violín y de dentro afuera. Los tendidos echaban humo. Muy quedado el cornúpeta, lo llevó más templado que a su primero. Pinchazo, un aviso y media tendida con descabello. Otra oreja en honor a los rehiletes.

- Foto: PABLO LORENTE

A López Simón le vimos más centrado, lanceó a pies juntos al colorado segundo, al que remató vistoso. Un puyazo como vino ocurriendo toda la tarde y tres pares de la cuadrilla dieron paso a una faena reposada con más templanza que otras veces. Mejoró en los redondos y terminó en terrenos de su enemigo pudiéndole. Estocada arriba al escobillado que bastó. Oreja. En el quinto, blando también, que se arrancó como una exhalación a los caballos nada más hacer su presencia, y que recibió varios 'picotazos' del piquero entre las protestas del público, llevó a cabo un trasteo meritorio sobre todo por el lado diestro. Lo metió en el canasto, acabando por 'bernardinas', el pase de moda de esta temporada. Lo mejor sin duda, la estocada final que tiró sin puntilla recibiendo un 'pitonazo' en el cuello. Oreja. Le vimos metido en la tarde a López Simón.

A Ginés Marín, le tropezaron las telas en el recibo al tercero, cosa rara en él. Daba la impresión de que quería ejecutar lances nuevos, como ese recibo con la larga a su primero. Un 'picotazo' y quite por chicuelo que es otro palo que nunca falla. Echó las rodillas en tierra y el de 'Las Monjas' hizo gala de su falta de fuerzas. Buenos redondos cerrados con el de pecho bien abrochados. Su virtud principal fue la ligazón. Cerró con 'bernardinas' muy aplaudidas. Tenía las dos orejas pero falló a espadas. Dos pinchazos antes de conseguir la estocada. Oreja. En el sexto, otro castaño bien presentado, con romana y poco cuello, nada con el capote. Un puyazo y mansurrón en banderillas. Toreo en redondo a un burel que se fue apagando conforme le iba pudiendo el espada. Se metió en cercanías pero se agarró al piso. Estocada con decisión y otra oreja con petición de la segunda.

Muy bien la Presidencia en líneas generales, evitando el triunfalismo. Que cunda el ejemplo.

- Foto: PABLO LORENTE

Más fotos:

- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE
- Foto: PABLO LORENTE