Menos de 100 accidentes en verano por primera vez en 5 años

M.Lillo
-

La provincia de Ciudad Real ha registrado este verano 89 accidentes de circulación, un dato que pone de manifiesto que el número de siniestros ha bajado del centenar, lo que no ocurría desde hace cinco años, según informó ayer a la DGT a este diario

Menos de 100 accidentes en verano por primera vez en 5 años - Foto: Tomás Fernández de Moya

Esta semana, el ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, destacaba que el número de fallecidos en las carreteras se había reducido este verano en un 15 por ciento y se habían situado en 220, la cifra más baja desde que en el año 1996 se comenzaran a realizar estas estadísticas, y que, en esta ocasión, han sido los mismos muertos que en el año 2014.
En el caso de la provincia de Ciudad Real, el balance de la siniestralidad en las carreteras durante el periodo estival también ha arrojado un dato favorable: la reducción del número de accidentes. De hecho, desde hacía cinco años no bajaban de los 100 accidentes.
Así lo destaca el balance de julio y agosto realizado por la Jefatura Provincial de Tráfico y facilitado a este diario. Dichas cifras ponen de manifiesto que este periodo «ha sido muy positivo en tanto en cuanto el número de accidentes ha pasado a 89 frente a los 126 del 2018», detallaron a este diario fuentes de la mencionada institución en relación al número de siniestros de circulación contabilizados en la provincia de Ciudad Real a lo largo del periodo estival, aunque en este caso se debe tener en cuenta que son datos provisionales registrados a las 24 horas de que se produzcan, tanto en vías urbanas como en vías interurbana.
más fallecidos. Sin embargo, en este periodo estival el número de fallecidos ha crecido. Concretamente ha pasado de los cuatro que se registraron en los meses de julio y agosto del año pasado a los cinco contabilizados en la provincia en el periodo comprendido entre el 28 de junio y el 1 de septiembre, cuando se producen las grandes operaciones de tráfico, ya que millones de personas ponen rumbo a sus lugares vacaciones y en muchas ocasiones lo hacen con sus vehículos privados.
Las carreteras, pues, registran un gran flujo de desplazamientos en las llamadas operaciones ‘salida’, como las que marcan el inicio de dichos meses vacaciones o la operación con motivo del puente del 15 de agosto, una de las que aglutina un mayor volumen de tráfico ya que muchos municipios, también de la provincia de Ciudad Real, celebran sus fiestas patronales en estas fechas. A esas operaciones ‘salidas’ se unen las llamadas operaciones de ‘regreso’, es decir, cuando los conductores emprenden el camino contrario y dejan atrás sus vacaciones para volver a la rutina en sus respectivos pueblos y ciudades. En esos desplazamientos hay que tener en cuenta que, además, la provincia de Ciudad Real es, por su ubicación geográfica, zona de paso obligada para muchos conductores que bajan del norte o centro al sur y viceversa por la A-4.
De este modo, el balance de tráfico también se fija en otros datos que permiten hacer una amplia radiografía de la siniestralidad en las carreteras. De este modo, Tráfico señala que en la provincia de Ciudad Real el número de heridos hospitalizados han sido de este verano de siete, frente a los 17 del año anterior. Asimismo, los heridos no hospitalizados, es decir, los que presentan una consideración leve, han sido 110 en julio y agosto de este año, lo que supone también una disminución significativa en relación con los 184 del mismo periodo del año pasado, un 40 por ciento menos.
«Dadas estas cifras, concluimos que ha habido menos accidentes este verano con resultados menos lesivos para las víctimas de los mismos, aunque, por desgracia, hemos tenido un fallecido más», apuntaron desde la Jefatura Provincial de Tráfico en relación con las cinco personas que han perdido la vida este verano en las carreteras de la provincia de Ciudad Real,. Eso, a pesar del descenso de casi el 30 por ciento del número de accidentes y de alrededor del 60 por ciento en el caso de los heridos que resultaron de consideración grave como consecuencia de accidentes de circulación.
Desde la Dirección General de Tráfico contextualizan esos datos de descenso del número de accidentes, así como de heridos graves y de heridos leves en un verano en el que, sin embargo, han aumentado el número de desplazamientos. «A esto se añade el incremento del número de desplazamientos a nivel provincial. Luego, frente a mayor movilidad, menos accidentalidad», apostillaron desde dicha Jefatura.