La población de liebres en la región, "mejor de lo esperado"

Efe
-
La población de liebres en la región, "mejor de lo esperado" - Foto: jesús moreno

Un estudio realizado por la Fundación Artemisan, con el apoyo de la Junta y la colaboración de la Federación de Caza, revela que la situación de la población de liebres en la región es mejor de lo esperada tras la aparición de la mixomatosis

Un estudio realizado por la Fundación Artemisan, con el apoyo de la Junta de Comunidades y la colaboración de la Federación de Caza de Castilla-La Mancha, ha revelado que la situación de la población de liebres en la región es mejor de lo esperada tras la aparición de la mixomatosis hace un año. El trabajo apunta a que el impacto de la mixomatosis podría no haber sido tan grande en Castilla-La Mancha, ya que en el momento de los muestreos las poblaciones ya empezaban a tener síntomas de recuperación. En un comunicado de prensa, los responsables del estudio recuerdan que en el verano de 2018 se detectó por primera vez en España un brote de mixomatosis en liebre ibérica, enfermedad que el conejo de monte viene padeciendo desde los años 1950. En Castilla-La Mancha, los primeros focos se detectaron en la provincia de Cuenca y, según los datos oficiales, la enfermedad se ha fue extendiendo por el resto de provincias, aunque en distinta intensidad. Con el objetivo de conocer el impacto de esta enfermedad en las poblaciones de liebre de Castilla-La Mancha, la Fundación Artemisan lideró este estudio que tiene por objeto encontrar soluciones prácticas ante el brote de la enfermedad en liebres. Para su elaboración se emplearon encuestas dirigidas a los titulares de los cotos de caza para conocer el impacto y alcance de la enfermedad y conocer de primera mano la gestión que se realiza para la liebre ibérica, especie protagonista de la caza con galgo, que cuenta con un gran arraigo en territorios como la propia Castilla-La Mancha. Por otro lado, se realizó un trabajo de campo consistente en transectos lineales de ancho variable nocturnos en 44 cotos de la región para obtener estimas de densidad, en concreto el número de liebres por cada 100 hectáreas. Se escogieron cotos con distintos tipos de hábitat, con y sin mixomatosis para asegurar que el estudio fuera representativo. Estas estimas de densidad fueron realizadas con dos metodologías diferentes, y por último se estudió la relación entre estas variables (densidad e impacto de la Mixomatosis) y variables de altitud, gestión cinegética y tipo de hábitat observado en cada coto. Las provincias más afectadas fueron Albacete, Ciudad Real y Toledo, mientras que las que menos fueron Guadalajara y Cuenca.