Finaliza la fase preventiva del plan de riesgo del arbolado

D. R.
-
Poda en Fraternidad. - Foto: LT

En 2017 se acometieron las acciones tipificadas de urgencia 1 por Tecnigral y en 2018 se llevaron a cabo las de urgencia 2, y de cara a este invierno se procederá a la plantación de ocho ejemplares en el Paseo.

El área de Medio Ambiente y Jardines del Ayuntamiento de Puertollano da por finalizada la fase preventiva del estudio de estado y riesgo y plan de gestión del arbolado del paseo de San Gregorio tras actuar en casi un centenar de ejemplares, en concreto en 93. Esta fase es la más importante, puesto que gracias a ella el riesgo de caída de árboles o ramas se ha reducido considerablemente, para lo cual se procedió a lo largo de 2017 y 2018 a acometer las acciones marcadas como de urgencia 1 en el primer año y de urgencia 2 en el segundo por parte de la empresa especializada Tecnigral, encargada de elaborar el citado estudio.
Tal y como explicó -en declaraciones a este diario- el concejal delegado de Medio Ambiente, Jardines e Imagen de la Ciudad, Carlos José García, en estos dos años se ha procedido a la retirada de 25 árboles en mal estado, cuyo riesgo de sufrir caídas era «inminente», tras lo cual se realizaron las siguientes taras: 13 acortamientos de ramas, cuatro eliminaciones de ramas secas, un equilibrado de copa, 14 rebajes de copa, una poda de mantenimiento, 13 reducciones de copa progresiva y 22 reducciones de copa puntuales.
En cuanto a las 25 talas llevadas a cabo, una de ellas se llevó a cabo en un ejemplar que presentaba un riesgo muy alto de caída, mientras que otras 22 fueron a árboles con riesgo algo y las dos restantes para ejemplares que presentaban un riesgo calificado como medio.
En este sentido, el edil de Medio Ambiente, Jardines e Imagen de la Ciudad puso de manifiesto que el estudio de estado y riesgo y plan de gestión del arbolado del paseo de San Gregorio «nos ha planteado el reto de hacer de nuestro Paseo un espacio seguro para los ciudadanos y, al mismo tiempo, más sostenible» y añadió que «además de minimizar riesgos para las personas, con el marco de plantación definido y la elección de las especies adecuadas, tendremos árboles que crecerán de manera natural y en los que las intervenciones de poda no serán necesarias, por lo que ganaremos en diversidad vegetal».
García se refirió con estas palabras a la nueva fase que ahora se abre dentro del estudio de estado y riesgo y plan de gestión del arbolado del paseo de San Gregorio, que supondrá la plantación de ocho nuevos árboles en la principal zona verde del casco urbano de la ciudad industrial. Estos nuevos ejemplares serán plantados a lo largo de este invierno, desarrollándose estas tareas entre los meses de enero y marzo por parte de personal del Servicio Municipal de Jardines de Consistorio.
«Se va a llevar a cabo la plantación de ocho ejemplares de las especies previstas en el estudio, las cuales harán que el Paseo gane en diversidad», apuntó García y añadió que «por parte de los técnicos se valorará la plantación de algún ejemplar más, siempre que se respeten las distancias de un marco de plantación ideal, dado que no se quiere volver a una situación donde los árboles no tengan el espacio que requiere su desarrollo».

 

Campaña de poda. Por otro lado, el concejal de Medio Ambiente explicó que la campaña de poda que desde hace varias semanas se lleva a cabo en diferentes puntos de Puertollano ha permitido actuar hasta la fecha en más de 450 árboles situados en zonas verdes de la barriada de Fraternidad y del paseo de San Gregorio, centrándose actualmente en el inicio de la avenida Primero de Mayo y la conocida como ‘plaza del Gongo’. Tras ello, los jardineros municipales encargados de estas tareas seguirán en las barriadas de El Poblado y Libertad y en puntos de la calle Gran Capitán, además de atender a requerimientos de asociaciones de vecinos y particulares.