CCOO cifra en 355 millones las horas extras sin pagar en CLM

C.S.Rubio
-

Un informe del sindicato elaborado en base a estadísticas del INE afirma que Castilla-La Mancha es una de las regiones donde más se rebasa la jornada laboral, junto a Andalucía

CCOO cifra en 355 millones las horas extras sin pagar en CLM - Foto: Reyes MartÁ­nez


El sindicato Comisiones Obreras estima el ahorro logrado por las empresas de la región en horas extras no abonadas a sus trabajadores en unos 355 millones de euros durante 2018. Así se recoge en un estudio presentado recientemente por el Gabinete Económico de CCOO sobre la prolongación no retribuida de la jornada laboral en España. Este ha sido elaborado en base a datos procedentes de la Encuesta de Población Activa y la Encuesta Trimestral de Coste Laboral, ambas efectuadas por el Instituto Nacional de Estadística (INE).
El estudio reconoce que se centra en los empleados a jornada completa «para evitar posibles distorsiones en la prolongación del tiempo de trabajo ligadas a una  distribución  irregular  y  a  las  horas  complementarias  en  los  contratos  a  tiempo  parcial». Aún así, se precisa que en el conjunto de España «el 94 por ciento de la población que prolonga jornada y el 96 por ciento del tiempo de extensión corresponden a personas que trabajan a jornada completa, por lo que el peso del tiempo parcial es muy reducido». En el informe se señala que «la única forma de medir la prolongación de jornada laboral por encima de lo pactado es mediante encuestas a hogares, como la EPA, toda vez que «las empresas carecen de incentivos para reconocer extensiones por encima de lo acordado» en el año analizado, el anterior a la reciente entrada en vigor de los controles horarios en empresas.
En cuanto al peso de las horas extras no retribuidas en Castilla-La Mancha, el informe reconoce que   esta región y Andalucía  son  las  comunidades autónomas donde cada persona afectada trabaja más horas no pagadas, y Navarra. Por contra, La Rioja y País Vasco es donde menos horas de prolongación realizan de media. En todo caso, se señala que no hay «diferencias significativas» en los excesos de jornada sin pagar dependiendo del territorio en que desarrolla sus actividades un trabajador afectado. De este modo, se calcula que cada persona que trabaja habitualmente por encima de la jornada acordada o declarada realiza de media 10,5 horas no pagadas a la semana, oscilando en la gran mayoría de los casos entre las 10 y las 11 horas semanales.
En el cómputo global, Castilla-La Mancha es la novena comunidad autónoma donde más valor económico tienen las horas extras no retribuidas, por detrás de Murcia (374 millones de euros en horas extras no pagadas en 2018) y por delante de Aragón (304 millones de euros).
ahorro en horas extras gratis de 11.000 millones. En el conjunto de España, según el estudio de CCOO, el  coste  laboral  asociado  a  la  extensión  no  remunerada  de  la  jornada  ascendió  a   unos 11.000 millones de euros en 2018.   La Comunidad de Madrid registró el mayor coste laboral  anual  asociado  a  las  horas  no  remuneradas  y  concentraba  el  28 por ciento  del  total  (3.221  millones), seguida por el 13 por ciento de la Comunidad Valenciana (1.514 millones), el 13 por ciento de Cataluña (1.465 millones) y el 12 por ciento de Andalucía (1.423 millones). El resto de comunidades reunía un coste laboral sensiblemente menor en términos absolutos.
Siguiendo con los datos del estudio relativos al conjunto del país, hay un millón de personas que prolongaban en 2018 su jornada laboral sin que este trabajo esté remunerado ni cotizado por sus empresas. En la Comunidad de Madrid se concentra el 24 por ciento de la población afectada (252.458 personas), el 14 por ciento en la Comunidad Valenciana (143.682), el 13 por ciento en Cataluña (135.189) y el 13 por ciento en Andalucía (134.584).
De los 11 millones de horas de prolongación de jornada no declaradas que se trabajan  a  la  semana,  el  24 por ciento se  concentra  en  la  Comunidad  de  Madrid  (2,7  millones  de  horas), el 15 por ciento en la Comunidad Valenciana (1,6 millones), el 14 por ciento en Andalucía (1,5 millones) y el 12 por ciento en Cataluña (1,3 millones).
Casi un ocho por ciento de la población asalariada a jornada completa trabaja habitualmente por encima de la jornada acordada y declarada. Esa incidencia es más alta en la Comunidad de Madrid (11 por ciento), en la Comunidad Valenciana (10 por ciento) o en Galicia (nueve por ciento). Por el contrario, la incidencia de la jornada no declarada es mucho menor en Baleares (tres por ciento), Extremadura (cinco por ciento), Canarias (cinco por ciento), Cataluña (seis por ciento), Andalucía (seis por ciento).
A la hora de retratar el perfil del trabajador más afectado por la realización de horas extras no pagadas, el informe de CCOO subraya que éste no se ajusta al que comúnmente se suele asociar con la precariedad, lo que evidencia que el fenómeno se está extendiendo con fuerza a actividades o segmentos considerados en principio a salvo. Este perfil corresponde a una persona con una jornada pactada de 40 horas semanales (el 70 por ciento de los afectados), que extiende una media 10,5 horas no remuneradas a la semana. Es un hombre (65 por ciento), entre 30 y 49 años de edad (63 por ciento), con contrato indefinido (82 por ciento), que trabaja en el sector servicios (74 por ciento) y   desempeñando ocupaciones técnicas y profesionales a las que se las supone una mayor formación previa y, por consiguiente, una mejor retribución (42 por ciento).