"Las alegaciones no supondrán un cambio significativo"

Ana Pobes
-

Los técnicos de la Junta trabajan en contestar las más de 30 alegaciones al borrador del Plan Rector de Uso y Gestión. Se prevé enviar las respuestas «antes o después de Navidad»

"Las alegaciones no supondrán un cambio significativo" - Foto: Rueda Villaverde

Los técnicos de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha trabajan en contestar a las más de treinta alegaciones que se han presentado al borrador del texto del Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del Parque Nacional de Cabañeros, por lo que confían en enviar las respuestas a sus correspondientes alegatos «antes o después de Navidad», es decir, en este mes de diciembre o en el próximo mes de enero. Alegaciones que el Patronato de Cabañeros, reunido este lunes en la localidad de Pueblonuevo del Bullaque, y a preguntas de alguno de los asistentes, cree que «no supondrán un cambio significativo» en el texto inicial. Así lo comentó a La Tribuna el presidente del Patronato de Cabañeros, Benito Gómez, quien detalló algunos de los otros puntos que se abordaron durante la reunión. 
Entre ellos, la aprobación e información de la convocatoria de ayudas para las áreas de influencia de este parque nacional, situado entre Ciudad Real y Toledo. Convocatoria a la que han concurrido los ayuntamientos de las seis localidades que conforman este parque nacional, de las que cuatro (Navas de Estena, Horcajo de los Montes, Alcoba de los Montes y Retuerta del Bullaque) se ubican en la provincia de Ciudad Real y dos (Los Navalucillos y Hontanar), en Toledo. Más de 360.000 euros de ayudas para realizar diferentes proyectos encaminados a la modernización de infraestructuras y a la conservación o restauración del patrimonio natural, es decir, «iniciativas de acondicionamiento para mejorar los distintos servicios», puntualizó. 
Pero el principal debate de la reunión se centró en la petición de Ecologistas en Acción de crear un anillo de protección al parque nacional para impedir la realización de proyectos mineros en Cabañeros y en su entorno. Una medida, que según comentaron especialistas y expertos asistentes al encuentro, conllevaría la creación de una nueva ley. Tras discutir las posiciones más y menos favorables a los proyectos mineros cerca del parque, el Patronato de Cabañeros acordó, bajo consenso, solicitar a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha que todos los proyectos que se vayan a desarrollar tanto dentro como en el entorno del parque nacional se remitan al patronato de cara «a conocer todas las iniciativas que puedan alterar o no su desarrollo». 
Hasta el momento, el Patronato «no estaba informado al cien por cien de iniciativas enfocadas en el parque», por lo que el acuerdo alcanzado, reconoció, se debe a la futura mina de fosfatos que impulsa la empresa Alcudia Mining en Fontanarejo, en el entorno del Parque Nacional de Cabañeros, y que cuenta ya con la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). «A nosotros nadie nos ha consultado, y el trámite de la Declaración de Impacto Ambiental ya ha transcurrido, por lo que ya pasó el momento en el que deberían habernos preguntando», lamentó. Y para que eso no vuelva a ocurrir, el Gobierno regional, tras el acuerdo adoptado este lunes, remitirá a la comisión permanente, formada por el director del parque, el presidente del patronato y los delegados de Medio Ambiente, información detallada de los proyectos enfocados dentro y cerca de Cabañeros. Será la comisión permanente la que «haga de filtro para analizar lo que puede ser una alteración para el entorno».