Las gestas de Blas de Lezo, en la Merced

Pilar Muñoz
-
Las gestas de Blas de Lezo, en la Merced - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Museo Convento narra la historia del extraordinario militar, el terror de británicos y demás, hasta el 24 de julio

Se distinguió por su valor y determinación, por su lealtad y honor y por ser un gran estratega. Blas de Lezo (1689, Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa) es un personaje «olvidado», pese a sus gestas, asegura el coronel subdelegado de Defensa en Ciudad Real, Juan del Hierro, que  esta tarde inaugura en el Museo Convento de la Merced una exposición que descubre y aproxima la figura de este destacado militar del siglo XVII que derrotó a un enemigo muy superior que llegó a acuñar monedas convencido de que iba ganar la batalla. No conocía a Blas de Lezo, como buena parte de los españoles porque a pesar de la grandeza de este militar no figura en los libros de textos.  
El Ministerio de Defensa, en colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, presenta en Ciudad Real  la exposición ‘Blas de Lezo. El valor de Mediohombre’.
Ingresó en la Marina con 15 años y pronto destacó por su coraje y valor en la guerra de Sucesión, donde se forjó como militar. A los 25 años, tras participar en varias batallas, era cojo, tuerto y manco a consecuencia de las heridas sufridas en combate, lo que le valió el apodo de ‘Mediohombre’. Pero eso no le impidió seguir adelante, comandar unidades y derrotar a enemigos muy superiores. Protagonizó grandes gestas de la historia de España y su vida es un ejemplo de superación, subraya el coronel Juan del Hierro, quien recalca que demostró que «personas con capacidades diferentes pueden ser muy capaces, si cabe más que otras que tienen su capacidad al completo».
Blas de Lezo, añade, se caracterizó por su valor, su lealtad, honor y espíritu de sacrificio. Una intensa vida narrada en la exposición organizada por la Secretaría General Técnica a través de la Subdirección General de Publicaciones y Patrimonio Cultural y la Subdelegación de Defensa en Ciudad Real. La muestra ofrece un conjunto de 26 paneles autoexplicativos y un vídeo de 19 minutos que reproducen diversos momentos de la historia, de la vida del marino, su trayectoria en el marco de la primera mitad del siglo XVIII, la guerra de Sucesión, y la batalla de Cartagena de Indias.