Otra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugio

Hilario L. Muñoz
-

La cifra de personas que han solicitado refugio en la provincia de Ciudad Real se ha reducido a solo 86 personas hasta el mes de junio, según los datos del Ministerio de Interior hechos públicas hace días

Otra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugio - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Las solicitudes de refugio se han reducido en un 33 por ciento respecto a los mismos datos del año pasado, cuando fueron 128 los refugiados que habían pedido su asilo desde la provincia de Ciudad Real. 

Además de la crisis sanitaria y el cierre de los aeropuertos que ha conllevado, el principal modo de entrada tanto de la inmigración como de aquellas personas que buscan refugio hay otros dos aspectos que han afectado a esta reducción de las solicitudes de refugio. Así lo explicó el coordinador del centro de Cepaim en Ciudad Real, Ignacio Gómez, quien señaló que hay una serie de decisiones del Gobierno que están conllevando que haya menos peticiones y además los principales refugiados, los de Venezuela, están logrando el permiso de trabajo por razones humanitarias en muchos casos. 

"Con las decisiones denegatorias, en primera fase y en segunda fase del programa, al final baja mucho el número de solicitantes de asilo", explicó Gómez, quien recordó que esta situación está afectando a muchas personas procedentes de Colombia, Ecuador o Venezuela. De hecho, las denegatorias llegan por miles, en grupos de 3.000 o 4.000 resoluciones para toda España. Al final, a parte de estas nacionalidades, les dan esas resoluciones humanitaria, no por refugio, que les permite trabajar y residir en España. 

Otra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugioOtra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugio - Foto: Fotos Rueda Villaverde

A estas causas hay que tener en cuenta que el programa de refugio ha cambiado ligeramente, ya solo son dos fase,s no tres como antes, la primera de seis meses de acogida, en la que se ayuda con el idioma y se reside normalmente en pisos amplios y compartidos por varios solicitantes y la segunda, de acompañamiento, en que el refugiado tiene un plazo de 18 meses para encontrar empleo y poder iniciar su vida en solitario. Hay que tener en cuenta que con la tarjeta roja, la que se entrega como solicitante de asilo se puede buscar empleo, no salir de España y entrar en otro país del espacio europeo mientras que haya una resolución definitiva. 

Gómez recordó que pese a la caída de solicitudes en Cepaim están al completo en la primera fase, las 42 plazas que tiene la organización en la capital está al completo y hay otras 47 personas solicitantes de asilo que se encuentran en la segunda fase. Cepaim es una de las tres organizaciones con programas de refugio en la capital Movimiento por la Paz y Cruz Roja, son las otras dos organizaciones que atienden a estas personas.


 

Otra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugioOtra crisis del COVID: caen en picado peticiones de refugio - Foto: Fotos Rueda Villaverde