Socuéllamos y Villarrubia no estarán solos

La Tribuna
-

Aficionados de los dos equipos han confirmado su desplazamiento a Algeciras y San Sebastián de los Reyes para la ida de la eliminatoria final por el ascenso a Segunda B

Aficionados del Villarrubia, en el partido ante el Bergantiños. - Foto: Tomás Fernández de Moya

Yugo Socuéllamos y Villarrubia continúan preparando los partidos de ida de la última eliminatoria por el ascenso a Segunda División B, que disputarán el domingo a las 11.30 horas ante Algeciras y Alcobendas, respectivamente. 
Entretanto, las aficiones de los dos equipos se están movilizando para vivir en primera persona estos choques. Así, el Yugo Socuéllamos espera contar con el apoyo de un centenar de hinchas en el Nuevo Mirador de Algeciras, mientras que el Villarrubia confirmaba ayer que se habían superado las 600 entradas en venta anticipada. 
El choque entre Alcobendas y Villarrubia se disputará en el campo Matapiñonera de San Sebastián de los Reyes, localidad situada a 175 kilómetros por carretera, lo que sin duda facilita mucho el desplazamiento, y más teniendo en cuenta que el conjunto blanquiazul viene de superar la segunda eliminatoria en la localidad coruñesa de Carballo, a más de 700 kilómetros, donde estuvo acompañado por un grupo de valientes.
El precio de la entrada general para este partido es de 10 euros. 
En el caso del Yugo Socuéllamos, la distancia con Algeciras supera los 550 kilómetros, lo que unido al horario del choque, va a impedir un desplazamiento masivo, como ocurrió en Móstoles en la segunda eliminatoria.
Hasta el momento, hay un autobús confirmado, que partirá a las 2.30 horas del domingo desde la estación de autobuses de Socuéllamos, para regresar nada más concluido el choque. Habrá aficionados que, no obstante, se desplazarán en sus vehículos particulares, por lo que se calcula que se desplazarán unos 100 seguidores socuellaminos.
Normalmente, el Algeciras disputa sus partidos como local los domingos por la tarde, pero el hecho de que se celebre la Feria Real en la ciudad ha obligado a hacerlo por la mañana, debido a motivos de seguridad. La entrada general tendrá un precio de 10 euros y los aficionados socuellaminos serán ubicados en preferencia, junto al fondo norte. Todo apunta a que se llenarán las 7.500 localidades del Nuevo Mirador.