La vigilancia exterior de las cárceles pasa a manos de la seguridad privada

Pilar Muñoz
-

Vigilantes jurados sustituirán en octubre a una treintena de agentes de la Guardia Civil encargados hasta ahora de la supervisión perimetral de las prisiones de la provincia

Los agentes de la Guardia Civil que vigilan el perímetro exterior de las prisiones serán sustituidos por vigilantes privados. / - Foto: PABLO LORENTE

Vigilantes jurados sustituyen a partir del próximo octubre a una treintena de agentes de la Guardia Civil encargados hasta ahora de la vigilancia perimetral de las dos cárceles enclavadas en Ciudad Real: Herrera de La Mancha con marchamo de máxima seguridad y Alcázar. Así lo han asegurado a La Tribuna el sindicato ACAIP (Agrupación de los Cuerpos de la Administración de Instituciones Penitenciaria) y personal del centro penitenciario tras reconocer que les ha pillado por sorpresa. Se han enterado al observar un vehículo y un grupo de personas en las instalaciones que resultaron ser de una empresa y que estaban organizando el servicio de vigilancia que va a entrar en funcionamiento el próximo 1 de octubre.
Según las fuentes, dentro de unos días va a desaparecer de las garitas la figura del guardia civil, agentes que van a ser sustituidos por vigilantes jurados en las tareas de vigilancia perimetral exterior.
ACAIP explica que este cambio obedece a la orden del Ministerio del Interior, que decidió imponer a todos los centros penitenciarios de España la contratación de seguridad privada para la vigilancia del perímetro exterior de estas instalaciones. Hasta ahora, el departamento de Jorge Fernández Díaz sólo había implantado este modelo en 21 de los 68 centros penitenciarios en el marco de un programa piloto iniciado en mayo del año pasado.
El sindicato ACAIP se opuso desde el primer momento a esta privatización porque no es rentable y, sobre todo, por seguridad.
Una vez más expresan su «total rechazo» al proyecto de privatización de la seguridad exterior en las prisiones al considerar que «no beneficia» en ningún modo a la seguridad de los centros penitenciarios y porque están «convencidos» de que detrás del argumento de ahorro se esconde la intención del Gobierno de beneficiar a las empresas privadas de seguridad. Al hilo de ello, preguntado sobre la empresa encargada de llevar a cabo la seguridad privada en las cárceles de Herrera y Alcázar, indicaron que sólo saben que se denomina Ombuds.

(Más información en la edición impresa)