Un récord que vale una barba

Eduardo Gómez
-

Gustavo Molina promete afeitarse si este sábado consigue bajar de una hora y 40 minutos en el Maratón de Duluth, en Estados Unidos

Gustavo Molina, en una prueba de esta temporada. - Foto: LT

Gustavo Molina viaja hoy a Duluth (Minnesota, Estados Unidos), donde este sábado pretende batir su récord personal en la distancia del maratón. La barba que le acompaña desde hace dos años va en ello. Y es que el deportista infanteño afincado en Poblete ha apostado que se la afeitará si concluye la prueba en menos de una hora y cuarenta minutos. Su récord en esta distancia está en 1:42.43, pero el manchego es ambicioso y considera que en Duluth se dan las condiciones idóneas para obtener un gran registro. 
«En el trazado no hay callejeo, ni curvas ni grandes desniveles y tradicionalmente ha sido un maratón muy rápido», analiza. A ello, hay que sumar la extraordinaria participación, con 75 deportistas, entre ellos otros dos españoles, Rafa Botello y Norberto Chávez.
Para Gustavo Molina, que ahora está entrenado por Santiago Sanz, este Maratón de Duluth es el gran objetivo de esta campaña y al que ha enfocado toda su preparación en los últimos meses, llegando  a sacrificar buena parte de la campaña de handbike. «Era un objetivo claro y me encuentro muy bien. Los datos que hemos recopilado el último mes de los entrenamientos así lo confirman», argumenta.
Conseguir un gran tiempo le permitiría, además, tener más fácil el acceso a otros maratones de gran prestigio, como los de Berlín, Nueva York o Boston, de ahí que la trascendencia de la prueba de este sábado para él sea total.
Tras este Maratón de Duluth, Gustavo Molina tiene previsto competir en varias pruebas de handbike, como la Bira en Vizcaya y alguna de la Copa de España de Ciclismo Adaptado. A partir de ahí empezará a pensar de nuevo en las pruebas de atletismo, una disciplina donde continúa evolucionando.