El turismo ha generado 8.300 empleos desde 2015

S.L.H
-

La Consejería de Economía se fija como objetivos para la próxima legislatura mejorar los datos de estancia media y de ocupación hotelera en la región, «algunas de las debilidades que tenemos», dijo Franco.

La consejera de Economía ha informado de que los turistas residentes en España que han viajado a Castilla-La Mancha en los tres últimos años han gastado en la región 4.188 millones de euros.

El sector del turismo ha generado 8.300 empleos en Castilla-La Mancha desde 2015 y la previsión es la de alcanzar los 10.000 al final de la legislatura, gracias al Plan Estratégico de Turismo que ha sido ejecutado ya en un 85%, según informó la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco.
Un dato que sirvió a la responsable regional para señalar, durante su intervención en el pleno de las Cortes, que la afiliación a la Seguridad Social ha marcado «máximos históricos», y que estos 8.300 nuevos empleos suponen un 9% de la afiliación total.
Así, destacó que la región está «en los niveles más altos de empleo» de toda la serie histórica en el sector turístico, con un incremento de un 4% en afiliación, que supone medio punto más que el crecimiento medio del empleo en la comunidad autónoma, a lo que añadió que por cada 100 empleos turísticos que se crean adicionalmente se generan 36,2 más en la región.
También ha hecho un balance por provincias en el sector turístico en lo que va de legislatura, para resumir que todas ellas «despuntan» entre algunos de los principales indicadores turísticos del conjunto del país. «Creo que esto es algo por lo que sentirnos orgullosos», dijo.
Con todo, Franco indicó que la región lleva tres años consecutivos «de récord turístico», tanto en viajeros como en pernoctaciones y que por primera vez Castilla-La Mancha ha superado los cinco millones de pernoctaciones con un aumento de un 27% respecto al último año del PP en 2014.
De su lado, el diputado de Podemos David Llorente aconsejó a Franco que «el turismo sostenible y responsable se promueve protegiendo el patrimonio cultural, no promoviendo pelotazos urbanísticos ni convirtiendo la región en una escombrera». Así, echó en falta «una verdadera estrategia de turismo bien integrada, aprovechando el rico patrimonio histórico y cultural» y rechazó proyectos que «amenazan el turismo sostenible» como los de las macrogranjas en Cuenca o el parque temático de Puy du Fou.
De su parte, el diputado del PP Antonio Martínez pidió a la consejera que no venda «el milagro de los panes y peces» porque el modelo de turismo que promueve el Gobierno regional es un modelo «agotado».