El centro de transfusión logra 8.700 unidades de sangre

La Tribuna
-

En lo que va de año se han registrado 30.639 donaciones de sangre y por el sistema de aféresis se han obtenido un total de 1.082 plasmaféresis y 314 plaquetoaféresis en la región

El centro de transfusión logra 8.700 unidades de sangre - Foto: Rueda Villaverde

En los cinco primeros meses del año, Castilla-La Mancha ha atendido a más de 33.000 donantes de sangre que han aportado su solidaridad, de los cuales 3.170 han realizado su donación por primera vez.
El Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se sumó ayer a la conmemoración del Día Mundial del Donante de Sangre a través de actividades informativas y de divulgación en los hospitales de la red pública en colaboración con las nueve Hermandades de Donantes de la región y los Centros de Transfusión.
Castilla-La Mancha cuenta con Centros Regionales de Transfusión en Albacete, Ciudad Real y Toledo que cubren todas las áreas sanitarias de la comunidad autónoma. A ello se suman las nueve Hermandades de Donantes de Sangre y las múltiples juntas locales, cuyo apoyo y dinamismo «es vital» para concienciar a la sociedad y responder a las necesidades de componentes sanguíneos de todos los centros sanitarios.
Según los datos de la coordinadora de la Red de Hemodonación, Hemoterapia y Hemovigilancia de Castilla-La Mancha, Elena Madrigal, se han registrado en lo que va de año 30.639 donaciones de sangre, mientras que donación por sistema de aféresis se han obtenido un total 1.082 plasmaféresis y 314 plaquetoaféresis en toda la región.
Por áreas, en el Centro de Transfusiones de Toledo y Guadalajara ha registrado 11.823 donaciones de sangre, 637 de plasma y 259 plaquetoaféresis o donaciones exclusivas de plaquetas. El Centro de Transfusiones de Ciudad Real ha obtenido 8.697 unidades de sangre y ha realizado 197 procesos de plasmaféresis, mientras que el de Albacete y Cuenca ha contribuido con 10.119 donaciones de sangre, 248 procesos de plasmaféresis y 55 de plaquetoaféresis.
La doctora Madrigal recordó que la celebración de este Día Mundial «sirve para dar gracias a los donantes de sangre que de forma altruista y solidaria dan su regalo de vida que permite salvar vidas, además de para concienciar de la necesidad de hacer donaciones regulares para garantizar los productos sanguíneos seguros y de calidad para la cobertura sanitaria universal de todos los hospitales».