El año arranca con un repunte de la delincuencia

R. Chavarri
-

El Ministerio del Interior contabiliza más de 3.100 infracciones penales hasta marzo, entre ellas tres violaciones. Suben los delitos en todos los grandes municipios, menos en Tomelloso

El año arranca con un repunte de la delincuencia - Foto: Pablo Lorente

El denominado indicador de seguridad del Ministerio del Interior arrojó cifras negativas para la provincia de Ciudad Real, donde en el primer trimestre del año repuntaron las infracciones penales conocidas por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y policías locales hasta superar las 3.100. Entre enero y marzo de 2019 Ciudad Real sumó más homicidios y asesinatos, más casos de violencia sexual, más delitos de lesiones y más de tráfico de drogas que en el inicio de 2018.
Según las cifras que recoge cada trimestre el Ministerio que depende de Fernando Grande-Marlaska, el total de infracciones penales que se anotan en el contador del portal estadístico crecieron de media en España algo más del cinco por ciento, mientras que en Ciudad Real se dispararon hasta el 8,7 por ciento, la segunda cifra más elevada de Castilla-La Mancha, sólo por detrás de la provincia de Albacete.
¿Y qué ha fallado? Según Interior, el mayor ascenso se produce en el cajón desastre que se incluye en el epígrafe de ‘resto de infracciones penales’, donde, por ejemplo Interior explica que se encuentra la mitad del incremento nacional se debe al peso de las estafas por internet, que están subiendo en los últimos años, si bien en la estadística de criminalidad no se recogen de forma independiente y se engloban en ese resto. En ese grupo se pasa de 1.800 delitos a casi 2.200. Pero también ha crecido algunos delitos que causan evidente alarma social, como el caso de los homicidios dolosos y asesinatos consumados. En lo que va de año se han llegado a contabilizar dos: el de Jesús, dueño de una ferretería de Miguelturra y que fue asesinado en Herencia. Su autor se entregó a la Policía Nacional horas después de degollarle entre unos olivos. Este segundo trimestre habrá que sumar también el de la muerte del socuellamino de más de 80 años, asesinado a manos de su hijo en el mes de mayo
También crecen los delitos vinculados con las agresiones sexuales. Según Interior, se tiene constancia de la existencia de 25 delitos contra la libertad e indemnidad sexual, de los que tres fueron violaciones, una denunciada en Ciudad Real capital, otra en Valdepeñas y otra más en una ciudad que no supera los 30.000 habitantes y que el Ministerio no localiza.
Precisamente la capital, con el 20% de los delitos registrados y un 15% de la población, es la ciudad donde se registran más denuncias por delitos. En concreto, 619, una veintena más de los ocurridos en el primer trimestre de 2018. Aquí destaca el aumento de delitos vinculados con la libertad sexual, que pasan de uno a cinco, aunque se consigue reducir el número de hurtos, los delitos de tráfico de drogas, robos en casas, robos con violencia y delitos de violencia, mientras que los robos de vehículos, por ejemplo, han quedado reducidos a apenas uno en tres meses.
De este incremento de la delincuencia, entre las grandes ciudades, apenas se salva Tomelloso. En las demás, sube y donde más en Puertollano, por encima del 17 por ciento, hasta sumar 347 infracciones penales. En la ciudad industrial crecen prácticamente todos los indicadores a los que pone cifras el Ministerio del Interior, con los robos en viviendas y locales a la cabeza, aunque se han conseguido reducir los hurtos y los robos de coches.
Por lo que se refiere al conjunto de Castilla-La Mancha, la criminalidad subió en el primer trimestre del año un 4,3 por ciento en Castilla-La Mancha en comparación con el mismo periodo del año anterior, y los delitos que más aumentaron fueron los asesinatos, que han pasado de 3 a 5, con una subida del 66,7%, mientras que los delitos contra la libertad sexual han subido un 17,8%.
En Castilla-La Mancha, se han registrado 126 delitos contra la libertad e indemnidad sexual, un 17,8 por ciento más, y de ellos, diez son agresiones sexuales con penetración -las mismas que en el mismo periodo de 2018- y 116 delitos contra la libertad sexual.
Fuentes del Ministerio del Interior atribuyen este incremento a una mayor concienciación social, a una menor tolerancia a estos comportamientos y a una mayor disposición a la denuncia.


Las más vistas