Pasarela de esperanza

HIlario L. Muñoz
-

La Asociación Española contra el Cáncer en la provincia celebra su tercer desfile solidario en el museo López-Villaseñor donde personas que han superado la enfermedad han mostrado la belleza de los supervivientes con las butacas llenas

Pasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya

"Cuando eres capaz de subirte a una pasarela es porque estás segura y esa autoestima va subiendo». Estas son las palabras de Alicia de Dios, una afectada por cáncer de mama, y que lleva dos años subiéndose a la pasarela solidaria que organiza la Asociación Española contra el Cáncer (AECC). Ayer, el museo López-Villaseñor acogió su tercer desfile de moda solidario, con su tercer lleno de la mano del diseñador Arnelio Cruz, quien vistió a un grupo de afectadas y no afectadas de cáncer, y de la tienda Peque’s, encargada de vestir a un grupo de menores.
Prado Marín y Amalia Domínguez, también afectadas por cáncer de mama, recordaron que ser modelos en esta jornada es «una satisfacción personal al poner su grano de arena» en la lucha contra el cáncer, a través de esta iniciativa benéfica. «A la AECC hay que ayudarla siempre porque no somos nosotras sino todas las generaciones que vienen después», indicaron, con la emoción de que se trata de una pasarela en la que se muestra que «se puede salir» de la enfermedad.
«Para nosotros es un día especial porque las que desfilan son afectadas de cáncer y es algo que nos emociona y nos llena de júbilo», afirmó el presidente provincial de la AECC, Félix Peinado, quien recordó que el lleno muestra que el cariño por la entidad está creciendo y que, de hecho, ya se mostró en la reciente cuestación donde hubo récord de dinero recaudado con más de 20.000 euros.
Pasarela de esperanzaPasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya«Trabajar con ellas es trabajar con gente con una luz especial y muy sensibilizada y que aportan en los preparativos momentos especiales», dijo Arnelio Cruz, diseñador de Villarta de San Juan. «La ropa sigue una línea de los parámetros de la moda actual que es lo retro y en cada bloque e intentando situar a la persona según su forma física y estilo», dijo Cruz, quien ha preparado 40 modelos para las 23 mujeres, afectadas y no afectadas que desfilaron ayer. Por su parte, Bárbara Salanova encargada del maquillaje en el desfile indicó que causa «emoción» pensar en que mujeres afectadas por cáncer se pongan en sus manos para mostrar su belleza en este desfile. «Se trata de colaborar con la asociación que es lo más importante de todo y darles mi apoyo para todo lo que necesiten y a la vez hacer ver la moda de la tienda», indicó Prado Pérez, de la tienda Peque’s de la capital, que preparó a una treintena de modelos infantiles.
 


Más fotos:

Pasarela de esperanza
Pasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya
Pasarela de esperanza
Pasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya
Pasarela de esperanza
Pasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya
Pasarela de esperanza
Pasarela de esperanza - Foto: Tomás Fernández de Moya