Unidos ante las adversidades

Manuel Espadas
-

La plantilla del Vestas Alarcos y su nuevo cuerpo técnico se conjuran para batir este sábado al duro Villa de Aranda, segundo clasificado, pese a la situación y las lesiones que se acumulan en el equipo

Javier Laguna (izquierda) y Brian Negrete, tras su comparecencia en E.Leclerc. - Foto: LT

Javier Laguna acaba de cumplir una semana a los mandos del primer equipo del Vestas Alarcos. Después de su precipitado debut con derrota en Málaga, el conjunto de Ciudad Real estrena esta nueva etapa en el Quijote Arena delante de su afición y con un rival de mucho cuidado enfrente, el Villa de Aranda, segundo clasificado y candidato a pelear por el ascenso a Asobal. 
El nuevo técnico alarquista comparecía hoy junto al capitán, Brian Negrete, para subrayar un mensaje que se está lanzando en los últimos días:la necesidad de estar unidos ante las adversidades y de que, ahora más que nunca, es imprescindible que la afición apoye al equipo.
«Los jugadores lo están haciendo muy fácil. Están comprometidos al cien por cien», afirmaba Laguna, que destacaba que el ánimo del equipo «lo hemos levantado entre todos, entre el cuerpo técnico y los jugadores, porque este equipo es una piña, una familia». En este sentido, Negrete reconocía que la dimisión de Javier Márquez «nos impactó y nos afectó al principio, pero aquello ya es pasado y hay que pensar en el presente, y el presente se llama Javier Laguna, Julio Fis y Charly Cruz». Un cuerpo técnico al que ya se ha unido el médico David Medina.
El capitán alarquista tampoco quería excusas para afrontar «una final» para «volver a estar a un partido de los primeros». Pese a las lesiones que acumula el equipo, «tenemos una plantilla que se hizo con profundidad de banquillo para poder afrontar situaciones como ésta. No tenemos miedo a nadie».