1,5 millones para mejorar el revestimiento de seis vías

A. Criado
-

La Diputación de Ciudad Real, a través del área de Infraestructuras, llevará a cabo durante los próximos seis meses obras de mejora en seis carreteras de la provincia por más de 1,5 millones de euros

1,5 millones para mejorar el revestimiento de seis vías - Foto: RUEDA VILLAVERDE

La Diputación de Ciudad Real, a través del área de Infraestructuras, llevará a cabo obras de mejora en seis carreteras de la provincia por más de 1,5 millones de euros. Además, la Institución provincial que dirige en funciones el socialista José Manuel Caballero ha encargado a una empresa un estudio técnico para identificar los puntos peligrosos en la red provincial, con el objetivo de actuar para solventarlos durante los próximos ejercicios. En concreto, las obras de mejora se ejecutarán en la CR-4121, entre los términos municipales de Abenójar y Los Pozuelos de Calatrava; la CR-4122, desde Cabezarados hasta su conexión con la CR-4121; la CR-4113, de Villamayor de Calatrava a su pedanía de San Quintín; la CR-632, entre Villanueva de los Infantes y Almedina; y la CR-6331, desde Santa Cruz de Mudela hasta Terrinches. Con este proyecto, la Diputación pretende actuar en las citadas carreteras de la red provincial debido a que presentan un estado tal que es preciso realizar un revestimiento superficial, con un coste relativamente bajo, cuya finalidad es evitar un mayor deterioro de la vía que obligue en unos años a acometer un actuación más costosa. Con el revestimiento superficial se consigue impermeabilizar las capas inferiores, dotar de una mayor adherencia al firme y aumentar su capacidad portante. Además, la Institución provincial también renovará la señalización vertical y horizontal y colocará una barrera de seguridad, con lo que se obtendrá «un indudable aumento de la seguridad vial en estas cinco carreteras». Igualmente, la Diputación de Ciudad Real prevé actuar sobre los drenajes en varios puntos de estas vías, con lo que «el incremento de la vida útil aumenta considerablemente». El plazo de ejecución de estas obras, que han salido a licitación por lotes, es de seis meses. Y el proyecto se incluye dentro de la partida para el arreglo de carreteras y actuaciones de vías y obras previsto en el presupuesto de 2019, que asciende a casi siete millones de euros. La mejora de la travesía de Brazatortas, la CR-5021; el fresado y la reposición del firme en varios tramos de la carretera CR-6112, de Torrenueva a la CR-624; y la eliminación del tramo de alta siniestralidad en la CR-1341, desde Herencia hasta la CM-3113, son otros de los proyectos que tiene actualmente sobre la mesa la Diputación. En otro orden de cosas, la Institución provincial ha encargado a una empresa externa un estudio técnico para identificar los puntos peligrosos en la red provincial, con el objetivo de actuar para solventarlos durante los próximos ejercicios. Un trabajo que fue adjudicado hace unas semanas a la firma Eptisa Servicios de Ingeniería SL por 3.000 euros. Hay que recordar que la red de carreteras que son competencia de la Diputación de Ciudad Real suman más de 1.700 kilómetros y aunque no tienen un volumen de tráfico tan elevado como las nacionales y autonómicas que discurren por la provincia, cuentan cada año con una importante partida presupuestaria para llevar a cabo obras de mejora.
 


Las más vistas