Junta y Ministerio finalizarán la Tubería a la Llanura

D. R.
-

El consejero recuerda que aún quedan ramales por finalizar y hay que firmar convenios con municipios.

Junta y Ministerio finalizarán la Tubería a la Llanura - Foto: Rueda Villaverde

La finalización del Trasvase de la Llanura Manchega, más conocido como Tubería de la Llanura Manchega, es una de las «prioridades» del Gobierno regional para esta legislatura. Es por ello que el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, señaló ayer que la intención de su departamento pasa por trabajar con el Ministerio para la Transición Ecológica con la intención de finalizar los ramales y firmar convenios con los ayuntamientos para poder «abrir el grifo».
Como explicó el consejero, la Tubería de la Llanura Manchega ya está planificada y construida «en un alto porcentaje», pero con ramales pendientes de terminación. En este sentido, apuntó que esta infraestructura permitirá el trasvase de 50 hectómetros desde los embalses de Entrepeñas y Buendía, en la cabecera del Tajo, a la llanura manchega exclusivamente para consumo humano.
Para Martínez Arroyo esta infraestructura, de la que se beneficiarán comarcas tan alejadas como la de Almadén, servirá de «gran ayuda» para la recuperación de los acuíferos del Guadiana, algo asumible a pesar de que el coste de este agua será algo superior.
30 millones en ayudas. También en materia de infra infraestructuras, el consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural aprovechó su presencia en el desayuno informativo ‘El agua: eje de desarrollo’, organizado por La Tribuna y Aquona, para avanzar que la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha contempla destinar 30 millones de euros provenientes del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) a un programa específico para obras de infraestructuras de abastecimiento de agua en alta, al que podrán acogerse los ayuntamientos con un máximo de 200.000 euros por municipio. «De este modo, hacemos un servicio público esencial para muchos ayuntamientos que se encuentran con dificultades para acometer este tipo de actuaciones», señaló.
La intención del Ejecutivo castellano-manchego, detalló Martínez Arroyo, pasa por poner en marcha este programa antes de que acabe este año o a principios de 2020 para que antes del 31 de diciembre de 2021 estén las ayudas pagadas.