«El sistema no funciona y hay partidos al borde del colapso»

R.CH.
-
La memoria de la solidaridad - Foto: Pablo Lorente

Los trabajadores de la administración de Justicia reclaman al Ministerio que «pare, depure y solvente» los problemas que origina el sistema Minerva

Dos años después de que la justicia digital se estrenara en España y con el sistema ya implantado en todos los partidos judiciales de la provincia, los trabajadores de los juzgados ciudadrealeños han dicho basta ya. «La situación se agrava cada día, creando malestar e incertidumbre en todos los profesionales de la Justicia, desde los abogados a los procuradores... todos vamos con la misma queja, pero sobre todo, a los ciudadanos». La queja la trasladó ayer la junta de personal de Justicia en Ciudad Real que denunció la «inquietud» que la justicia digital y el ‘papel cero’ ha provocado a su día a día, con las primeras bajas por ansiedad ya sobre la mesa.

El representante del sindicato Justicia y Progreso, Ricardo Rosales, explicó a este periódico los problemas a los que se enfrentan y la decisión de dar traslado al nuevo equipo ministerial de esa situación para la que reclaman una «solución inmediata, que debe pasar por parar, depurar y empezar a solventar los problemas».

Rosales dijo que, a día de hoy, «se retrasa el rimo de los trabajos» con un sistema que pretendía, precisamente lo contrario. «El trabajo no cunde, se bloquea la aplicación informática, mínimo, un par de veces a la semana», lamentó el responsable sindical, que significó que la administración «ha intentado crear un sistema informático y que los trabajadores nos adaptemos a él, cuando debería ser al revés».