scorecardresearch

Empatía ibérica sobre las tablas del Corral de Comedias

Lt
-

El director del Festival afirma en la celebración del Día de Portugal en el Festival de Almagro que "esta reserva natural del siglo de Oro va a ser a partir de ahora Reserva Ibérica"

Empatía ibérica sobre las tablas del Corral de Comedias

El Corral de Comedias fue ayer el escenario del acto de celebración del Día de Portugal como país invitado en la 44 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro y ha puesto de manifiesto el puente cultural que existe entre los países vecinos, la existencia de una “empatía ibérica” que hay que continuar cuidando y la contribución de eventos como el Festival de Almagro para que las distancias entre España y Portugal continúen acortándose.

El acto, bajo el título E o tempo breve passarás em flores y que ha inaugurado el programa de Portugal en el Festival de Almagro, ha estado presentado por Ignacio García, director del Festival de Almagro, y ha contado con la participación de la ministra de Cultura de Portugal, Graça María da Fonseca; la directora del INAEM, Amaya de Miguel y  el alcalde de Almagro, Daniel Reina, entre otras autoridades como el embajador de Portugal en España y la embajadora de España en Portugal, miembros de la Xunta de Galicia así como numeroso público que ha llenado el aforo permitido del Corral de Comedias.

Tras una pequeña y bella actuación de Margarida Vila-Nova y Ana Cris, con Sara Águeda al arpa y Marco Oliveira a la guitarra, ha tomado la palabra el director del Festival, Ignacio García, agradecido a las instituciones portuguesas que han hecho posible esta colaboración con el festival. García ha recordado que el Corral de Comedias ya fue en tiempo espacio de convivencia y de diversidad y ha confiado en que, tal y como lo es hoy y lo va a ser durante todo el festival, en el futuro y para siempre también sea “casa de la lengua portuguesa y del siglo de oro ibérico”.+

Empatía ibérica sobre las tablas del Corral de ComediasEmpatía ibérica sobre las tablas del Corral de Comedias

El director del Festival ha recordado que por los espacios escénicos de Almagro van a pasar estos días cinco compañías portuguesas, representando al teatro de todo su territorio de norte a sur y ha añadido que este hermanamiento entre España y Portugal no es algo inventado ni novedoso, puesto que ya en el Siglo de Oro las compañías españolas y portuguesas iban y venían a actuar a su país vecino.

“Este tiempo que hemos pasado ha dado la ocasión al festival de Almagro de mirar al territorio de vecindad que es Portugal para romper las costuras y ensanchar la mirada del siglo de Oro”, ha dicho García, para finalizar asegurando que “esta reserva natural del siglo de Oro va a ser a partir de ahora Reserva Ibérica”.

Tomaba la palabra a continuación el alcalde de Almagro, Daniel Reina expresando su emoción y alegría por la presencia de los vecinos portugueses en Almagro, donde se va a poder disfrutar de una representación muy importante de lo mejor del teatro luso, para reivindicar juntos el hecho cultural y artístico que es el teatro. “Ojalá esta edición ayude a que nos miremos mejor el uno al otro y a que Almagro permanezca en la mente de todos como signo de lo mucho que compartimos y de lo que podemos compartir”, ha añadido.

Empatía ibérica sobre las tablas del Corral de ComediasEmpatía ibérica sobre las tablas del Corral de Comedias

La directora general del INAEM, Amaya de Miguel, ha asegurado posteriormente en su intervención que el hermanamiento entre España y Portugal en Almagro permite estrechar los lazos que unen a ambos territorios, celebrar el patrimonio ibérico compartido y explorar la modernidad que este patrimonio contiene y que le permite perdurar. De Miguel ha invitado a todos a empaparse del intercambio cultural que se va a vivir en Almagro y ha recordado que “hablar de escena portuguesa es hablar de modernidad en estado puro”, trayendo para terminar a Arthur Rimbaud, quien en Una temporada en el infierno proclamaba que “hay que ser absolutamente modernos”.

Por su parte, la ministra de Cultura de Portugal, Graça de Fonseca, ha felicitado el trabajo colaborativo “que sostiene este puente cultural que Portugal y España establecen” y ha destacado que este festival ilustra “la empatía ibérica que se materializa en la construcción de relaciones e intercambios culturales y artísticos”. Ha añadido que la elección de Portugal como país invitado en esta 44 edición refleja “un espíritu inquieto de atención y escucha activa del otro”, muestra “una apertura a acoger y profundizar en los lazos que unen a nuestros países” y fomenta “colaboraciones transformadoras”. 

Da Fonseca ha confesado también que le hace especial ilusión que la exposición Mujeres de Almagro rinda homenaje a un conjunto de mujeres pioneras en el ámbito de la cultura, la literatura y el teatro, “que dibujaron así una época femenina”. Asimismo, la ministra de Cultural de Portugal ha indicado que les llena de orgullo que el Festival de Almagro dedique parte de su programación a creadores y grupos teatrales portugueses, una oportunidad realmente enriquecedora para las compañías portuguesas que permite una perspectiva más plural y diversificada del Siglo de Oro y revela “la innegable vitalidad del tejido artístico nacional y su creciente afirmación y reconocimiento a nivel internacional”.

Finalmente, Graça da Fonseca ha afirmado que es fundamental “que volvamos al calor del escenario, a la relación mirada a mirada y a la indiscutible presencialidad”, pero también es vital, y hoy Almagro nos lo recuerda, “que sigamos acortando  distancias”.

Los artistas Vila-Nova, Cris, Águeda y Oliveira representaron, para terminar, una sencilla a la vez que hermosa pieza artística en la que se entrelazaban canciones con versos de Ana de Zayas, sor Ana de la Trinidad o Ángela de Acebedo.