El Club Real Jazz levantará acta de su nacimiento el lunes

D. F.
-
El Club Real Jazz levantará acta de su nacimiento el lunes - Foto: Foto: Tomás Fernández

Los promotores del nuevo club envían una propuesta de estatutos para analizar cambios

Los promotores del nuevo club de jazz de Ciudad Real esperan que la reunión convocada para constituir esta nueva entidad se celebre el próximo lunes en el aula 200 de la Facultad de Letras, quede ya como fecha de constitución, con los cargos electos nombrados y las reglas de funcionamiento interno aprobadas por los socios, según explicó el principal organizador de Universijazz, Antonio García Calero, y a la vez la persona que está dando la cara por la nueva entidad.

En Jazz Real desconoce todavía cuántas personas asistirán a esa primera asamblea, puesto que los folletos para registrarse empezaron a repartirse el martes por la noche, «pero contamos con que sea suficiente».

La intención de los organizadores son de que los trámites legales se solventen con la mayor celeridad posible. De esta forma, en la comunicación a los interesados se adjuntó también el borrador actual de los estatutos, con la petición expresa que se cualquier persona que desee hacer algún añadido o consideración presente sus enmiendas por escrito, de forma que la asamblea se desarrolle del modo más ágil posible.

García Calero detalló que el proceso va a ser relativamente fácil porque una parte del trabajo está ya realizado. «Hace unos años, cuando Universijazz estuvo a punto de desaparecer y hubo un grupo de personas que nos movilizamos para conseguir que siguiera adelante». «Llegamos incluso a redactar unos estatutos», que han servido de base a esta propuesta.

Los estatutos. En la propuesta de estatutos Real Jazz se define como una entidad sin ánimo de lucro cuyos fines serán «la promoción, formación y difusión del Jazz en todas sus vertientes culturales y artísticas», para lo que se valdrá de «conciertos, audiciones, seminarios, cursos de formación y todo tipo de eventos y actividades» que sirvan a sus fines.

Al mismo tiempo, la asociación, a pesar de apelar a Ciudad Real en sus denominación, establece que su ámbito de actuación es nacional, lo que facilita el desarrollo de propuestas en otras zonas de España. Sin embargo, García Calero reconoció que la denominación del club es una de las cuestiones que puede ser objeto de modificación, tanto por el debate entre los socios, como por decisión de la propia administración, que tiene que supervisar la validez de los estatutos.

 El documento fija el reparto de competencias entre la asamblea original ordinaria y la asamblea general extraordinaria, así como entre la Junta Directiva y el presidente y la facultad del vicepresidente para reemplazar al anterior en todas sus funciones en caso de ausencia; los requisitos para convocar las asambleas y los órganos que tienen la posibilidad de reunirlas.

Otros de los temas que tendrán que abordar los interesados en la reunión que se celebrará a partir de las 19.30 horas será determinar la cuota que deberán pagar los socios. En este sentido, García Calero se pronunció a favor de unas cantidades moderadas, que en función de los términos en que se plantee el debate cree que podría rondar los 30 euros en términos anuales.

De momento, se ignora cuántas personas han respondido a la llamada para articular esta asociación, puesto que las fichas de inscripción se empezaron a repartir el martes por la noche. Aún así , García Calero se mostró esperanzado de que se llegue a registrar un movimiento importante.

En su momento, hace dos semanas, el también intérprete de contrabajo y bajo, hizo un cálculo más motivado, pues «si a cada uno de los conciertos de Universijazz acuden unas 300 personas, malo sería que no consiguiéramos convencer a 200 de esas personas que se integrasen en el club», afirmó entonces.