Las residencias de mayores repuntan tras una década de caída

Hilario L. Muñoz
-

La provincia ha sumado dos nuevas residencias y 52 plazas más después de que se haya roto el descenso que se registró desde el inicio de la crisis económica

Las residencias de mayores repuntan tras una década de caída - Foto: Tomás Fernández de Moya

La provincia de Ciudad Real rompió en el año 2019 una tendencia de casi una década en la que ha ido reduciendo cada año el número de plazas y de residencias de mayores. Así lo atestigua un estudio realizado por Envejecimiento en Red, un espacio colaborativo desarrollado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas que desde 2004, con la salvedad de 2016 y 2018, analiza el número de residencias y las plazas que hay para los mayores a través de una encuesta entre más de 5.000 centros residenciales de toda España. En su último análisis Ciudad Real se sitúa con 5.846 plazas en 108 residencias y crece respecto a las cifras de 2017. 
De este modo, ese dato rompe la tendencia de caídas que se viene produciendo desde el inicio de la crisis económica, 2011. En aquel momento en la provincia de Ciudad Real había 110 residencias, dos más que ahora y 5.982 plazas para los mayores de la provincia. En ese momento arrancó una caída del número de centros en cada informe del organismo del CSIC, de tal modo que en 2012 había 109 residencias; en 2013, 108; en 2015, 107; y en 2017, 106. Lo mismo ocurría con las plazas hasta registrarse 5.794 en el último documento que hace referencia a 2017. En este año hay, por lo tanto, dos centros más que en el último informe y 52 nuevas plazas. 
Que se haya roto ese descenso desde 2011 en el número de centros y de plazas es una situación que ocurre a nivel general. En España el dato caía desde el año 2012 y muestra, en cifras, que fruto de la recuperación económica se ha vuelto a invertir en estas infraestructuras claves para el envejecimiento de la población. 
La distribución de las actuales residencias y plazas es de un 56,5 por ciento de los centros públicos, 61 de los espacios, un porcentaje muy similar al que había en el año 2011, aunque hay una residencia menos de las que había entonces. En cuanto a las plazas el porcentaje es un punto superior al que hubo al inicio de la década, un 36,6 por ciento, 2.138, lo que supone que hay 19 habitaciones más financiadas por la Junta de comunidades de Castilla-La Mancha en las residencias de mayores de la provincia. 
Además de las cifras brutas, el análisis del organismo del CSIC se centra en la relación entre estas plazas y los mayores de 65 años que residen en la provincia de Ciudad Real. En este sentido, Ciudad Real cuenta con 5,8 plazas por cada cien mayores. Este dato es el único que no cae, ya que el envejecimiento de la población sigue su curso y pese a aumentarse el número de plazas, en el informe de Envejecimiento en Red del año 2017 el ratio era de 5,9 plazas por cada cien. En aquel 2011 era de un 6,1, como una muestra de la pérdida de recursos que ha supuesto este periodo. Con todo, Ciudad Real siempre se ha mantenido en el informe como la provincia número 17 en el ratio entre plazas y mayores.
Espera y municipios. El presidente de la Asociación de Residencias y Servicios de Atención a las personas mayores (Acescam), José Manuel Llario, recordó la importancia de diferenciar entre residencias de mayores y centros residenciales a la hora de abordar estas cifras generales. Igualmente, Llario señaló que hay que fijarse en los municipios donde hay centros. «Hay que preguntarse si todos los mayores pueden estar en sus pueblos», dijo Llario, quien recordó que «una residencia de 30 plazas no es viable, a menos que esté financiada por la administración al 100%». Esto implica que las residencias se abran donde «puede haber mayor demanda» y se invierta pensando en esa situación de rentabilidad, lo que hace que se concentren en algunos municipios y otros no cuenten con espacios para sus mayores. 
Más allá de los datos, Llario señaló que la demanda que hay actualmente es «grandísima» y «no se puede atender el número de solicitudes que se tiene». El presidente de Acescam, sin aportar datos concretos recordó que, cada día, una o dos personas pregunta para acceder a una residencia de mayores sin que se le pueda dar plaza, lo que muestra la necesidad que hay de este servicio. De hecho, ante grandes proyectos como el que se pretende levantar de Ciudad Real señaló que en días podría «estar lleno».