El PP apunta que con Sánchez no ha habido mes sin trasvase

LT
-

La diputada por Guadalajara Ana Guarinos añade que este último ha llegado solo días después de la reunión de Page con la ministra para la Transición Ecológica

Ana Guarinos, PP. - Foto: David Pérez

La diputada del PP por Guadalajara, Ana Guarinos se ha referido a la “urgencia de consensuar un Pacto Regional del Agua en Castilla-La Macha”, así como a la necesidad de instar al Gobierno de España a alcanzar un gran Pacto Nacional en materia hídrica. Así lo ha hecho tras conocer una nueva propuesta de trasvase de 20 hectómetros cúbicos para este mes de agosto.
La parlamentaria ha recordado que desde que gobierna el PSOE y Pedro Sánchez en España, todos los meses se ha autorizado un trasvase desde la cabecera del Tajo, en esta última ocasión, unos días después de que la ministra para la Transición Ecológica mantuviera una reunión con García-Page en la que se trataron asuntos relacionados con el agua.
Tal y como viene haciendo el presidente Núñez desde hace meses, reivindicó una vez más la necesidad de no demorar por más tiempo la constitución de una Mesa regional del agua con todos los colectivos, asociaciones, organizaciones, administraciones e instituciones afectadas por el problema del agua y los trasvases, con el fin de alcanzar una posición regional consensuada en materia de agua que garantice las necesidades hídricas y el desarrollo en torno a este bien escaso, el de toda la región en particular y el de los municipios ribereños de Entrepeñas y Buendía en particular.
También recalcó la necesidad de promover un gran Pacto nacional del agua que contenga un modelo global de política de agua para toda España, fundamentado en el consenso y desde una perspectiva integradora y de equilibrio territorial. Es inadmisible, ha concluido Guarinos, “que el Gobierno de España siga autorizando trasvases desde Entrepeñas y Buendía mes tras mes sin aportar ni una sola gota de agua más en cabecera que suponga garantías para el desarrollo de los municipios ribereños, tal y como hizo un Gobierno del Partido Popular que garantizó una lámina estable de agua embalsada por debajo de la cual no es posible autorizar ningún trasvase, lámina que actualmente se sitúa en los 400 hectómetros cúbicos y que el Gobierno del PSOE no ha incrementado en una sola gota de agua”.