Valdepeñas pagará 1.000 pesetas después de 117 años

LT
-
Valdepeñas pagará 1.000 pesetas después de 117 años

El Ayuntamiento de Valdepeñas saldará, 117 años después, una deuda de 1.000 pesetas que había contraído con la Hermandad de la Virgen de Consolación para hacer frente a la adquisición de un manto cuyo valor ascendía en esta época a 12.148 pesetas

El alcalde de Valdepeñas, Jesús Martín, ha asegurado este jueves que el Ayuntamiento de Valdepeñas "siempre paga", al dar a conocer esta deuda, datada como la más antigua que tiene el Consistorio y que ha sido descubierta hace escasas fechas.
Por ello, la Administración local abonará más de cien años después, las 1.000 pesetas convertidas ahora a euros, que debió pagar en el año 1901.
Martín ha indicado que el libro de cuentas le ha sido facilitado por la Hermandad, donde figuran aportaciones de vecinos y como, de modo anecdótico, aparece apuntado en el cuaderno contable por el tesorero de la época que el Ayuntamiento de la ciudad mantenía esa deuda con ella.
"Dice que faltan 1.000 pesetas que el Ayuntamiento prometió y que todavía no ha pagado", ha ironizado el alcalde, quien ha acotado: "Aunque hayan pasado 117 años creo que es de justicia pagar las 1.000 pesetas, ahora 6 euros, y en el próximo Pleno llevaremos una modificación presupuestaria para dotar una partida con esos 6 euros para pagar lo que el Ayuntamiento no hizo hace 117".
El regidor ha advertido que la anécdota de la deuda del manto de la Virgen de Consolación, patrona de la ciudad, que este año tendrá su histórica coronación pontificia, lleva a pensar también sobre los intereses de la misma, pero ha precisado que "carecen de ellos" al no haber sido demandada por la hermandad en estos años.
Se trata, ha apuntado, "de un gesto de buena voluntad para que no se diga que el Ayuntamiento no paga. Tarde, pero paga", ha ironizado.
Y ha concluido que "una manera de indemnizarle los intereses es que en los presupuestos le vamos a incorporar una campana de 45.000 euros que va a llevar el nombre de la coronación, así que la hermandad se da por servida por los intereses con el costo de la campana, aunque haya cometido durante 117 años la negligencia de no reclamar lo que suyo era", ha zanjado.