La CHG plantea recortar un 10% las dotaciones de regadío

LT
-

La Confederación argumenta que el índice de escasez corresponde a un escenario de emergencia sin que haya perspectiva de mejora para el próximo año

La CHG plantea recortar un 10% las dotaciones de regadío - Foto: Rueda Villaverde

La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) plantea meter la tijera en las dotaciones de agua en  la Comunidad de Usuarios de Aguas Subterráneas (CUAS) Mancha Occidental I, Mancha Occidental II y Rus Valdelobos. En concreto, la Confederación quiere reducir un 10% las dotaciones, por lo que en el caso de los cultivos herbáceos se pasaría de los 2.000 metros cúbicos por hectárea a los 1.800 y de los 1.500 metros cúbicos por hectárea  en el caso de los leñosos a los 1.350. La CHG argumenta este recorte en que «durante la totalidad del último año, el índice de escasez ha correspondido a un escenario de alerta y en el informe de sequía y escasez del 1 de noviembre de 2019 se ha situado en emergencia, sin que haya perspectiva de mejora para el próximo año». Esta propuesta, trasladada por escrito por el comisario de Aguas a dichas masas, se llevará a las Juntas de Explotación que se celebrarán en Ciudad Real la próxima semana.
La Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja) se ha posicionado en contra de los recortes planteados por la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) para los Regímenes de Extracciones previstos para el año 2020. La organización agraria pide a la CHG y a los responsables del Ministerio para la Transición Ecológica que «sean sensatos y consecuentes con los agricultores afectados» y advierte que, de llevarse a cabo estas limitaciones, llamará a la participación de los agricultores y ganaderos en actos de protesta ante la Confederación en las próximas semanas. La organización insiste en que aplicar más limitaciones sería un punto de inflexión ante el hartazgo de los regantes por esta ‘dictadura hídrica’, como no se recuerda en toda España, a la que están duramente sometidos.
El secretario general de Asaja Ciudad Real, Florencio Rodríguez, aseguró que más recortes supondrían un «vilipendio grave y atentado a los miles de agricultores y ganaderos de la región y un importante perjuicio para el sector agropecuario, porque ya ni siquiera se podría hablar de regadío, sino de un secano encubierto que abrirá la opción a futuros recortes, muy peligrosos para la viabilidad del sector».  
La organización agraria recuerda que los agricultores de Ciudad Real y de otras provincias de Castilla-La Mancha, que pertenecen a la cuenca del Guadiana, ya están regando con el 50% de sus derechos. «Son las dotaciones más bajas de toda España y suponen un tercio del agua autorizada a los regantes de la misma cuenca, la del Guadiana, pero que pertenecen a otras provincias, por lo que  es inconcebible que dentro de una misma cuenca haya provincias de primera, de segunda y de tercera categoría», lamentó. Una discriminación, señala, que se repite en materia de infraestructuras hidráulicas, pues «es inasumible que en una España del siglo XXI haya regiones que estén siendo maltratadas como la nuestra, con un silencio político tan traidor para los intereses de Castilla-La Mancha en materia de agua».
 Por último, Rodríguez recordó que «durante más de 25 años ha habido momentos de sequia y situaciones de balance negativos desde el punto de vista hídrico; sin embargo, siempre se han mantenido las dotaciones sin haber provocado desequilibrios importantes en los niveles freáticos, ya que a lo largo del tiempo éstos se han ido recuperando cuando las aportaciones pluviométricas han sido positivas. Por todo ello, Asaja  convocará, con carácter urgente, a la Sectorial Provincial del Agua y al Comité Ejecutivo para tomar decisiones al respecto.