Las becas de comedor llegarán a unos 800 alumnos este verano

Manuela Lillo
-

Durante el año pasado se repartieron 6.350 comidas becas, la mayor parte correspondientes a la Junta de Comunidades y el resto sufragados por la propia administración municipal

Las becas de comedor llegarán a unos 800 alumnos este verano - Foto: Fotos Rueda Villaverde

Con las vacaciones escolares llegan los quebraderos de cabeza de muchos padres para conciliar su vida familiar y laboral, ya que el periodo  vacacional de su hijos va más allá de sus posibilidades de descanso en las empresas. Para ello, el Ayuntamiento de Ciudad Real pone en marcha durante el verano las escuelas municipales, una alternativa que va acompañada de la posibilidad de solicitar los comedores estivales. Para aquellos padres que carecen de recursos económicos para hacer frente al desembolso de los comedores, existe la posibilidad de contar con becas, de manera que para este verano se estima que se concederán ayudas para unos 800 alumnos sumando las becas de la Junta de Comunidades a las que concede el Ayuntamiento de Ciudad Real, según detalló a este diario la concejala de Educación en funciones, Nohemí Gómez-Pimpollo, quien recordó que el verano pasado se repartieron en la capital 6.350 comidas becadas, de las cuales el grueso principal, unas 5.000, correspondieron a la administración regional, mientras que el resto corrió a cargo del bolsillo del Consistorio de la capital.  
Al igual que en el caso de las escuelas municipales, los padres tienen la posibilidad de solicitar los comedores por semanas, indicando en la inscripción el periodo durante el cual necesitan el servicio y también se solicitan beca o no. En el caso de los padres que no tenga derecho a esta ayuda, el precio del menú es de 5,50 euros.
El plazo de presentación de las solicitudes está abierto el próximo 12 de junio y el objetivo de la Concejalía de Educación es ofrecer una alternativa a los padres de cara a la conciliación al mismo tiempo que garantizan al menos una comida para los niños de familias con menos recursos económicos.
En este sentido, la edil en funciones recordó que la puesta en marcha de los comedores escolares fue una de las primeras medidas que adoptó Pilar Zamora a su llegada en 2015 a la Alcaldía de Ciudad Real. De hecho, recordó que fue posible gracias a la ayuda de la Diputación provincial, ya que la Junta de Comunidades, que había estado liderada por María Dolores Cospedal (2011-2015) «las había suprimido».
De este modo, Gómez-Pimpollo  considera «muy positivo» la puesta en marcha de los comedores escolares en la capital y también su desarrollo de forma conjunta con las escuelas municipales, de manera que «no hay dos velocidades» y que tanto los niños becados como los no becados disfrutan juntos.
De este modo, la edil en funciones destacó que son comedores escolares inclusivos por los que han pasado muchos niños de la capital en estos cuatro años de la legislatura, si bien comentó que la asistencia puede haberse reducida en los últimos ejercicios por dos razones: el aumento del salario mínimo interprofesional que aprobó el gobierno de Pedro Sánchez y por la reducción de la tasa de desempleo, de manera que ahora son más los padres que tienen una alternativa profesional que les permite hacer frente a los gastos de los comedores. Los comedores escolares estivales se prestan en los colegios Ferroviario, Don Quijote, Pío XII o Cristóbal Colón.