Un buen día para despegar

E. G.-M. E.
-

El Vestas Alarcos quiere consolidar su reacción con un triunfo en Zamora (19.30 horas)

Martín Molina se eleva durante el partido contra el Zamora. - Foto: Rueda Villaverde

El Vestas Alarcos quiere refrendar hoy en el pabellón Ángel Nieto de Zamora la recuperación anímica y deportiva que ya vislumbró en la pista del Atlético Novás, en su primer triunfo a domicilio de la temporada (20-26). Fue una victoria balsámica, tras unas semanas muy delicadas, en las que la falta de confianza en la pista se daba la mano con la inestabilidad surgida en el vestuario. Una situación peligrosa que podría quedar enterrada hoy casi por completo en caso de sumar dos puntos más, superando unos malos momentos con unos asumibles daños deportivos, según refleja la clasificación actual.
Quizás pecando de excesivo optimismo, se podría aseverar que lo peor ya ha pasado para el equipo de Javier Márquez, que ahora quiere centrarse sólo en el aspecto competitivo, mirando con esperanza una parte del calendario que tienta a hacer las cuentas de la lechera. Pero ojo, todo pasa por vencer hoy en Zamora, porque en caso de otro tropiezo, el cuentakilómetros alarquista volvería a ponerse a cero.
Y ésta no es una pista que se le dé demasiado bien a los de Ciudad Real. El año pasado caían por 28-25, aunque no parece que este Zamora sea el de entonces. En la última jornada sumaba su sexto punto tras vencer al endeble colista Palma del Río por 27-33. Su principal referencia ofensiva es el extremo derecho internacional argentino Ramiro Martínez, que acredita un promedio goleador de más de seis tantos por encuentro. Eso sí, el conjunto castellano está notando en demasía la baja de su alma en la pista, el veterano central Octavio Magadán.
En el bando del Vestas Alarcos se repetirán las ausencias por lesión de su lateral izquierdo Héctor González, aún con su hombro inoperante, y del pivote Juan Lumbreras, con el menisco de una de sus rodillas roto.
El equipo de Javier Márquez tiene en sus manos espantar de manera definitiva los fantasmas de un complicado inicio de temporada, aunque la tarea no va a resultar nada sencilla. «Ganando sería nuestro mejor arranque en Plata. Es una de esas pistas difíciles y calientes donde es difícil ganar. Tienen jugadores de mucho potencial», destacaba Javier Márquez.