El PP promete «pelear» hasta conseguir derogar la ley Celaá

La Tribuna
-

Núñez ratifica la apuesta de su partido por la libertad de los padres para elegir el centro donde educar a sus hijos, defiende la educación concertada y la educación especial y reivindica su apuesta «por la capacidad, el mérito y el esfuerzo»

El PP promete «pelear» hasta conseguir derogar la ley Celaá

El presidente del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha trasladado que el PP cree en la libertad de los padres para elegir el centro donde educar a sus hijos, al igual que en la educación concertada y especial, apostando «por la capacidad, el mérito y el esfuerzo» y por el español como lengua vehicular del Estado en materia educativa «por mucho que lo quiera atacar el PSOE de Sánchez y Page no vamos a tolerarlo y vamos a pelear con uñas y dientes para derogar la reforma educativa del PSOE».
Así se ha pronunciado Núñez durante la clausura del XV Congreso Provincial del PP de Ciudad Real, en el que ha estado presente la vicesecretaria nacional de Organización del PP, Ana Beltrán, y en el que ha sido proclamado nuevo presidente provincial Miguel Ángel Valverde, con el 96% de los votos emitidos, sucediendo en el cargo al senador Francisco Cañizares.
El líder del PP-CLM ha afirmado que «hay que decirle a los españoles y a los castellano-manchegos» que el PP no va a pactar «ni con Podemos, ni con Bildu, ni con ERC». En este sentido, ha lamentado que el pasado jueves, el PSOE regional votara en contra de rechazar estos acuerdos en las Cortes de Castilla-La Mancha, lo que ha llevado a Page a ser «un socialista de boquilla».
Núñez ha aseverado que el país «tiene muchos problemas», entre los que se encuentra la pandemia, unos Presupuestos Generales del Estado «con una clara subida de impuestos» o con una Ley Celaá que este domingo «ha sacado a la calle» a los ciudadanos. Además, mientras en Castilla-La Mancha cae el PIB, las exportaciones, el consumo o la actividad industrial, Page se dedica a decir a los sanitarios que, en lugar de hacer vídeos, se «pongan a trabajar», afirma que los maestros «quieren 15 días de vacaciones» o señala que las personas mayores «no son válidas».
Por ello, ha asegurado que la región «no merece un presidente que diga eso», ya que la  comunidad autónoma “está encaminada a la peor crisis económica desde la Transición». Frente a esto, «ha llegado el momento de plantear una alternativa sólida, seria y moderada», algo que, según Núñez, representa el PP de Castilla-La Mancha.
Así, ha incidido en que el PP-CLM va a trabajar en la puesta en marcha de un plan de rescate a las familias, a las empresas y al Tercer Sector que cuente «con todos los colectivos que representan lo mejor de esta tierra para construir una alternativa a Page».
Núñez ha pedido a los afiliados «trabajar unidos porque España nos necesita», ya que el PP «es la gran casa del centroderecha donde hay sitio para todos». Apostando por un mayor protagonismo para los jóvenes o que los mayores aporten su experiencia al partido, ya que «desde la unidad y la responsabilidad» se debe cumplir con el deber del partido que es «servir a España».
Por ello, ha instado a los afiliados y simpatizantes «a salir a la calle» para trasladar el proyecto de Casado a nivel nacional y el del PP-CLM a nivel regional, ya que los ciudadanos «necesitan encontrar una alternativa para confiar en su futuro y necesitan saber que hay un cambio listo para España y para Castilla-La Mancha».

Cambio de liderazgos provinciales. El líder regional del PP ha agradecido la labor del presidente saliente, Francisco Cañizares, por haber sido «un gran presidente provincial», al tiempo que ha destacado de él que es un «hombre humilde, trabajador, un gran político, además de ser una buena persona». 
Núñez ha loado la figura del líder saliente. «Paco no se va a ningún sitio, va a seguir trabajando por el proyecto del PP en Ciudad Real, en Castilla-La Mancha y en España», ya que «la buena gente no sobra», por lo que ha añadido que Cañizares sigue siendo «un valor en alza del partido».