El psicólogo niega la acusación de abuso de una tercera niña

H. L.M.
-
El psicólogo niega la acusación de abuso de una tercera niña - Foto: Tomás Fernández de Moya

El Ministerio Fiscal mantiene la petición de penas en el segundo juicio al que se enfrenta Pedro Julio M. C., un referente por sus comunicaciones y conferencias

El psicólogo Pedro Julio M. C. se sentó ayer en el banquillo de los acusados de la Audiencia Provincial acusado de nuevo por el presunto abuso de una paciente menor de edad en su consulta. En la anterior ocasión, cuando se juzgó el abuso de dos menores, el profesional negó todos los hechos, como de nuevo volvió a hacer ayer en una sesión celebrada a puerta cerrada. De hecho, su abogado defensor apuntó a la ausencia de pruebas en este caso, y recordó que la denuncia se produjo como consecuencia de que saliera a la luz que otras pacientes le habían denunciado. Mientras, la Fiscalía mantiene la petición de penas por estos hechos tras escuchar este martes las declaraciones de la menor, del acusado y de una serie de testimonios para corroborar o no lo denunciado.
El abogado defensor, Manuel Álvarez, expuso que no existen pruebas de los hechos relatados y que la menor denunció tras publicarse en prensa las primeras acusaciones contra su defendido. A estos argumentos se suma una prueba pericial presentada que ha narrado que su cliente tiene un trastorno obsesivo depresivo como consecuencia de la situación legal que se encuentra y que no existe ningún rasgo pedófilo, según narró ante la prensa la fiscal Rocío Hernán, tras la sesión celebrada este martes. Además el mismo perito expuso que la hipnosis no produce paralización del cuerpo de haberse practicado esta técnica, algo que se alegó en el primer juicio celebrado y no así en este.
La denuncia de este caso se efectuó por unos hechos ocurridos en octubre de 2016 cuando la menor tenía 12 años. La joven fue a la consulta del psicólogo, un referente en la capital debido a su participación en charlas y conferencias sobre acoso escolar, solo una vez y no quiso volver porque no le había gustado o hubo técnicas que le habían incomodado, según narró en un inicio a su familia. A raíz de conocerse las acusaciones contra el psicólogo, la menor decidió contar lo que presuntamente ocurrió en la consulta y que la fiscal recoge en su escrito de acusación: «Bajo la excusa de ejecutar una técnica de relajación, y cuando la niña estaba tumbada en una camilla, para su propio placer, estimulación o gratificación sexual, el acusado le dio un beso en los labios, abrazándola para, a continuación, tocarle el pecho insistentemente por debajo del sujetador» y «después, le introdujo sus manos dentro del pantalón y de la ropa interior».
La menor, que ahora tiene 15 años, «ha ratificado totalmente su denuncia», expuso la fiscal, quien recordó que se pide cinco años con la agravante de una relación de superioridad del autor a la víctima, por el ejercicio de la actividad profesional del psicólogo. Además de la pena privativa de libertad, se solicita una indemnización de 12.000 euros por los daños físicos y morales, así como medidas de alejamiento. Hay que recordar que el juzgado de Instrucción número 7 de Ciudad Real ya acordó la medida cautelar de prohibición de aproximación y comunicación del acusado frente a la víctima.
Sentencia pendiente. Pedro Julio M. C. tiene pendiente conocer la sentencia por el primer juicio celebrado en la Audiencia Provincial en el que también se declaró inocente mientras las dos menores mantuvieron la acusación. El juicio quedó visto para sentencia el pasado 2 de mayo. Los hechos que se enjuiciaron ocurrieron presuntamente en julio 2016, por lo tanto meses antes de los que se enjuiciaron ayer. El fiscal con lo ocurrido en ese primer juicio, también como ahora, elevó a definitivas sus conclusiones y pidió 17 años y seis meses de cárcel. Es posible que esta semana se conozca la sentencia de ese primer juicio, aunque habrá que esperar todavía varias semanas para este segundo juicio por abusos contra el conocido psicólogo.